Una nueva silla para las siestas de oficina

thanko

La nueva silla de oficina de los japoneses Thanko se reclina hasta quedarse completamente horizontal. Llevábamos un tiempo asumiendo que echarse una siesta en la oficina era necesario y de vez en cuando salían sillas demasiado cómodas, pensadas para adoptar una postura más relajada y sí, echarse una siesta corta de forma disimulada.

Esto quizás sea demasiado. Hay un paso muy pequeño entre esta silla y una cama hinchable y, honestamente, no sé si es contraproducente. Hay demasiadas cosas que hacer en horizontal antes que trabajar: mirar el gotelé del techo y buscar formas es muy entretenido; fijar la vista en un punto hasta ver lucecitas, ponerles nombre y establecer relaciones emocionales entre ellas es algo demasiado tentador. Empujarse por toda la habitación sin saber dónde vamos a chocar la próxima vez es poco emocionante, pero desde luego es mejor que trabajar. Eso por no hablar de las competiciones de velocidad caminando en horizontal desde la propia silla, como si nuestras piernas fueran sus patas. Poco a poco iríamos adoptando todo el trabajo a la nueva posición y terminaríamos obligados a estar en vertical para poder descansar y echar una siesta.

Thanko 1

Visto en Kotaku

Así que alguien en tu oficina apesta y no sabes cómo decírselo. Lee esto, anda

Te hago un favor 1

Kit tehagounfavorHermanos y hermanas, hoy hablaremos de la habituación.

La habituación es a la vez un aliado y un enemigo del ser humano, un fenómeno que nos ha acompañado siempre y que, dado su propio carácter, nunca somos conscientes de su existencia. En lugar de definirlo de forma correcta, voy a poner un ejemplo muy ilustrativo: la colonia. Cuando uno se baña en ella la huele, pero a los diez minutos ese olor desaparece de forma mágica. Pues bien, no. El olor permanece, pero nuestro cerebro, harto de avisarnos de que apestamos a Nenuco, pasa de enviar más señales olfativas y se dedica a la labor que trae de serie. O sea, a imaginar gente desnuda. Eso, a grandes rasgos, es la habituación.

Este fenómeno se da en el trabajo, claro, y muchas veces tendremos que pasar muchas horas al lado a alguien cuyo olor corporal nos transportará al cretácico. A no ser que seamos muy cabrones honestos, nunca diremos a esa persona que apesta tanto que el propio vinagre se metería los dedos para vomitar del asco. Está muy mal visto en la sociedad y a lo mejor nos llevamos un más que merecido guantazo.

Te hago un favor 2Por eso nace el proyecto Tehagounfavor. Siempre es más agradable regalarle a alguien un pack de accesorios de higiene y manuales acerca de la habituación.

Además, tiene una tarjeta personalizable donde podremos escribir el típico "mira, te lo tenía que decir y me daba corte porque es un asunto peliagudo, pero, no sé, ¿recuerdas cuando estábamos en tu coche, pusiste la banda sonora de Star Wars y llamaste al coche Halcón Milenario para hacerte el gracioso? Pues digamos que yo soy Han Solo; adivina quién eres tú."

Esto funciona, gente. ¿Queréis saber por qué? Porque es un regalo. Y todo lo que sea gratis tiene un +5 a la simpatía. Cualquiera va a admitir que es una ciénaga con patas si con ello se lleva una caja de lo que sea a casa. Porque además vienen muchas cosas dentro, desde cosméticos hasta desodorantes pasando por consejos, y todo en plan serio y profesional para ganar otro +7 a la simpatía que es casi un +2 al cásate conmigo. De hecho, yo llevaría cuidado con esto. Tiene demasiado poder. Me parece menos arriesgado regalarle un anillo, la verdad.

Visto en Tehagounfavor

Tratamiento antiestrés económico en centros de trabajo

Existe la leyenda urbana de que algunas empresas punteras ofrecen a los trabajadores el servicio de terapeutas especializados en el tratamiento del estrés y espacios adecuados para el relax y la meditación, pero hablamos de escenarios mitológicos cuya existencia real no se ha demostrado jamás.

Si existieran compañías preocupadas por la salud mental de su plantilla, probablemente se plantearían soluciones como esta Anti-Stress Station: Un centro de relax compuesto básicamente por un dispensador de porciones de plástico de burbujas para que los operarios estresados puedan relajarse durante un rato.

Lógicamente, se establecerían límites, por ejemplo: 10 cm. cuadrados por operario y día, pero estaremos de acuerdo en que, aún así, sería un gran avance en el ámbito de los derechos de los trabajadores.

Visto en imgur

Taza GO TO JAIL, para políticos imputados por corrupción inmobiliaria

Taza monopoly go to jail

La estadística nos dice que, si eres residente en España, es muy probable que tengas algún conocido que se dedique a la política y haya sido imputado por algún delito relacionado con la corrupción urbanística.

Tanto si está ya en prisión, o si va a ingresar en breve, sería un bonito detalle que le regalases esta taza GO TO JAIL del Monopoly, de reconocible estilo carcelario, no solo por su clásico metal esmaltado, sino porque viene estampada con dos de las más temidas casillas del juego paradigma de la especulación inmobiliaria.

Tiene en un lado al policía con gorra y silbato indicando "Go to jail" (ir a la cárcel) y en la otra la casilla de la cárcel en sí, con su gratificante opción de pasar "Just visiting" (solo de visita), algo que también muchos imputados con ciertos poderes hacen con asiduidad.

Tienda de regalos originales QueLoVendan

Tu escritorio nunca será el mismo: Iron Man flotante

El Iron Man Mark II Special Floating Edition es una prueba de estilo como pocas. Se trata de un Iron Man cabezón que flota sobre una plataforma gracias a maravillosas propiedades magnéticas. Aunque eso lo sabemos los que leemos las instrucciones, claro; la gente de a pie pensará que es brujería y que ha entrado en el hogar de un hechicero que crea cabezones voladores y nunca recoge la ropa tendida sino que se la pone directamente del tendedero (una costumbre arcana que tiene, oiga).

A continuación podréis ver un vídeo que hará que se os caiga la baba. Ahora bien, cuesta 150 euros. Y comprar un teclado nuevo por inutilizar el viejo con el baño de baba son 23 euros más (32 si quieres que lleve la tecla F5). Así que agarraos los machos y contened las mandíbulas.

Visto en Oh Gizmo!

 1 2 3 4 ... 50 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}