Atentos, padres: esto es una casa del árbol y no ese tablón que cuelga de las ramas del olivo

Quedaos con el nombre: Jim Martin. Es el sujeto al que más vais a odiar durante el resto de vuestros días por una sencilla razón: es el creador de la impresionante casa del árbol basada en BattleTech que podéis ver en la fotografía. ¿Por qué lo vais a odiar? Porque vuestros hijos también verán esta foto y a partir de entonces no se conformarán con nada ligeramente inferior.

Sirva como ejemplo la cara de los vástagos de Martin. Sobre todo la del niño, que teniendo la impresionante casa que tiene ya está mirando a su padre exigiéndole algo más ("papa, esto no dispara nada, es un asco"). No puedo menos que felicitar a Jim por su creación, pero sobre todo por crear una herramienta que va a proporcionar tantos dolores de cabezas a todos los padres del mundo.

Visto en Nerd Approved

Avances armamentísticos en la guerra de globos de agua

Bunch O Balloons es una red de globos que puede ser rellenada de agua en apenas unos segundos, produciendo una media de 100 globos de agua por minuto. Esto eleva las capacidades estratégicas de los soldados hasta niveles impensables hasta hace poco, ya que uno puede dejar de esconderse para recargar y abrir fuego a plena potencia durante todo lo que dure la batalla.

Además, Bunch O Balloons carga unos globos que han sido diseñados para cerrarse una vez están llenos (ahí tenéis los vídeos para verlo en acción). Todo por conseguir que los soldados se centren en ser profesionales y aniquilar al enemigo sin distracciones de por medio. Lo único que se le puede achacar es la imposibilidad de jugar sucio, o sea, de introducir en los globos de agua algo que no sea agua. Porque el elemento sorpresa es muy importante en las guerras según los mayores estudiosos del tema, a saber: Sun-Tzu, Alejandro Magno y las abuelas que diferencian una sandía buena de una mala sólo con tocarla.

Y sí, a mí la fotografía también me parece terriblemente obscena.

Sí, si el FSM nos escucha, lo traeremos a QueLoVendan.com

Visto en The Verge gracias a @rufadas

La temible cruz antimasturbación

Ya era hora de que alguien tomara medidas contra esos obsesos sexuales de cinco años que usan sus genitales como si fueran yesca y pedernal; uno acaba harto de llegar a casa y oler a humo.

Con la práctica y honorable Cruz Antimasturbación el vástago estará a salvo de sí mismo y de sus impulsos pecadores. El mal habita en nuestro interior y siempre intenta surgir mediante los métodos más insospechados, aunque casi siempre tienen algo que ver con la fricción.

Si queremos que la cruz funcione debemos usarla con metodología, estableciendo horarios férreos y haciendo hincapié en la noche, que es el momento en el que el niño es invadido por el mal, sus ojos se inyectan en sangre y su mano se mueve de forma instintiva hacia la entrepierna. Pero ojo, esto no significa que la tentación no sea diurna: yo instalaba unas cuantas de estas cruces en los colegios y prestaba atención a esos juegos diabólicos que implican el contacto entre humanos (el contacto conlleva el roce, el roce lleva a la fricción y la fricción lleva al lado oscuro). Hay que estar alerta.

Visto en Incredible Things

Zapatos hambrientos para niñas

Debido al éxito de sus predecesores, los Apex Predator, Fantich and Young han aumentado su línea de zapatos hambrientos abriéndola a niñas con ganas de morder.

Los zapatos están formados por unos 600 dientes (no reales, claro) y me gusta mucho el detalle de añadir la lengua en el interior del zapato. Si no recuerdo mal la línea adulta no tiene lengua, lo que le impide saborear a sus víctimas. Digamos que estos se lo toman con más calma; disfrutan cada bocado como si fuera el último, lo que es representativo de la tierna edad a la que van orientados.

Eso sí: las niñas más perversas verán una oportunidad de oro en estos zapatos. Por el módico precio de arrancarles un diente por día y dejarlo bajo la almohada podrán cambiar los zapatos por 600 regalos y llevar a la familia a la ruina. Así que hay que tener cuidado con comprar estos zapatos a alguien excesivamente dado al comercio interno.

Visto en Who killed Bambi?

SlideRider: transforma tus aburridas escaleras en un tobogán

SlideRider es un tobogán desplegable. Su objetivo es convertir las escaleras de casa en un tobogán por el que puedan deslizarse los niños (también es muy útil para sacar borrachos inconscientes de casa sin tener que arrastrarlos).

Se guarda en un cómodo maletín que ocupa muy poco espacio. Parece bastante seguro, pero, por si acaso, yo añadiría unos cojines al final del trayecto (esas esquinas no me inspiran mucha confianza). Los que presuman de amantes y escaleras de emergencia externas también pueden hacer uso del tobogán si la pareja está a punto de sorprenderlos en la cama; con un rápido despliegue combinado con el sudor, el amante puede deslizarse fuera de la habitación y llegar al suelo en un parpadeo. Desnudo, sí, pero sin magulladuras (voluntarias, se entiende). Cómo llegue a su casa y la humillación inherente a ese viaje es otra historia que no nos concierne.
SEGUIR LEYENDO

 1 2 3 4 ...62 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}