Skateboard con sidecar, para niños

longboard-sidecar

La familia que se desliza unida, permanece unida. Esto lo sabe muy bien Jared Braden, diseñador de tablas de skate en Braden Boards y padre de Jeff, un chiquillo de un año y medio.

Desde que Jeff tenía seis meses ha acompañado a su familia en sus paseos con monopatín gracias al longboard con sidecar que su padre ha diseñado para él.

La pequeña tabla lleva una barra de sujeción que mantiene protegido al chiquillo, y queda posicionada un poco por delante de la del padre, lo que le permite ir dándole consejos básicos sobre cómo posicionarse para poder patinar con seguridad. Ese proceso de aprendizaje se ve reforzado por el hecho de que el mecanismo de sujección está diseñado de forma que, en las curvas, la tabla del niño también se inclina hacia el interior de la curva, como lo hacen las tablas normales.

Visto en LaughingSquid

Tienda de campaña Volkswagen para esos pequeños hippies

tienda-campana-furgoneta-volkswagen-ninosLa Camper Van de Volkswagen es la camioneta por excelencia de los hippies y los que se quieren hacer una buena road movie veraniega. Hay muchos hippies modernos que sueñan con estar dos meses dando vueltas por playas hacinados en la furgoneta, acompañados de una guitarra, unas rastas postizas y unas enormes y psicodélicas tarjetas de crédito. Algunos lo consiguen. Y lo peor es que luego te lo cuentan.

Pero estamos hablando de una tienda de campaña para niños. Así que eso de dejarlos tirados en una playa durante dos meses igual suena un poco mal, aunque como rito iniciático hacia la madurez es bastante aconsejable. Aprenden humildad y formas naturales de limarse los callos, que es un conocimiento muy útil en total declive. Además, casi seguro que en el colegio les habrán mandado un montón de manualidades para matar el tiempo veraniego; desmenuzar colillas para formar cigarrillos requiere habilidad e ingenio, y si lo quieren hacer perfecto tendrán incluso que rasgar la voz. Ojo, es una actividad muy completa que trabaja a varios niveles.

Lo dicho: hay todo un mundo de posibilidades ahí fuera para quien quiera aprovecharlas.

tienda-campana-furgoneta-volkswagen-ninos-p-e

Comprar en QueLoVendan, regalos originales

Biberón cervecero. Porque una buena educación empieza en casa

biberón-cerveza

Boca siempre abierta, esfínter siempre abierto, ojos siempre cerrados: las ventajas de ser un bebé superan con mucho a las de ser un adulto. La única pega es que la mayoría de establecimientos no te venden cerveza (porque no te entienden, ojo, no porque quieran cumplir la ley. Faltaría más).

El biberón cervecero intenta suplir esa carencia asumiendo que el bebé creerá en todo momento que está bebiendo cerveza, ya que el recipiente indica que, ciertamente, en su interior hay cerveza. Y un bebé no se anda con metáforas. Si lo pone es cierto. Como internet.

Si nos trasladamos a la vida adulta de dicho bebé descubriremos que el acto de beber cerveza en un bar es un gesto de amor a su infancia, un ejercicio de melancolía, un retorno a una época maravillosa por el simple hecho de que la responsabilidad era de otros. Si seguimos a ese bebé ahora adulto fuera del bar lo encontraremos haciendo eses hasta llegar a su hogar, donde unos padres ancianos le preguntarán dónde ha estado y le sugerirán que les eche el aliento. Se negará, claro (es un tipo digno), pero exigirá una cena caliente, la parte de la jubilación de los padres que debe administrar y no administra y los apuntes que debe estudiar para el examen del día siguiente del curso de cocina para solteros, al que se apuntó motivado por un programa de televisión que vio mientras buscaba trabajo y, por supuesto, una actividad sustituyó a la otra.

Finalmente se quejará. Y existe una probabilidad del 83% de que haga pucheros. No es del 100% porque, hey, estamos hablando de un tipo digno.

Comprar en QueLoVendan, regalos originales

El divertido libro de actividades nucleares

Libro actividades nucleares 2

1982, algún lugar de Estados Unidos. El mundo sufre el yugo de la amenaza nuclear. Tres héroes toman cartas en el asunto. Se trata de Brent Richardson, Victor Langer y Walter Thomas. Juntos crean un libro de actividades para niños que tengan que crecer en un búnker. No es muy bien recibido, pero visto ahora es una maravilla. En la página de muestra se puede ver qué tipo de actividades contiene (la de conectar Estados Unidos mediante cráteres es sencillamente genial).

Está claro que unos chavales que se hubieran educado en un búnker con material así tendrían el mundo a sus pies y estarían preparados para reconquistarlo. O por lo menos sabrían todo lo que hay que saber del ser humano, es decir, contagiar a otros y contar cadáveres. Unas páginas de sabiduría, oiga.

Libro actividades nucleares 3

Visto en Neatorama

Máquina de regalos de feria con ganchos, ahora con humanos

maquina-ganchos-humana

Son desesperantes. Las máquinas con ganchos de las ferias son lo peor. A primera vista "parece" que será fácil conseguir un bonito juguete a cambio de una moneda, pero la realidad es que es prácticamente imposible que esos ganchos levanten absolutamente nada.

Ahora, por fin, los humanos podemos vencer a las máquinas, al menos a "esas" máquinas. Lo único que tenemos que conseguir (y parece fácil) es convencer a un niño de que se ponga un arnés y se deje transportar por el aire con la promesa de que podrá quedarse todas las golosinas y juguetes que pueda abarcar con sus brazos.

Yo lo haría.

Visto en Neatorama

 1 2 3 4 ... 69 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}