A lo grande: 100.000 luces navideñas al son de La Guerra de las Galaxias

A todos los que han enchufado unas luces de los chinos en una regleta y las han tirado sobre el árbol de navidad para descubrir que la mitad de ellas venían fundidas: tomad nota de Tom BetGeorge.

Visto en Laughing Squid

QueLoVendan, 500 regalos para cerrar la boca a tu cuñao esta Navidad

Muchos de vosotros ya lo sabéis por la experiencia de Navidades pasadas, pero puede que alguno todavía no haya experimentado el placer de dejar impresionados y sin palabras a sus cuñaos en las complicadas reuniones familiares que se celebran en Navidad.

La herramienta para conseguirlo la tenemos nosotros, se llama QueLoVendan.com. Aquí puedes encontrar decenas de artículos que se convierten en armas infalibles para, en esos momentos tensos, ganarte la admiración de algunas y el respeto de otros.

Aunque tienen muchos rasgos en común, cada cuñao presenta una tipología peculiar y en tus manos queda elegir cuál es el objeto que puede funcionar mejor. Tanto si es el propio cuñao el que va a recibir el regalo, como si lo es su esposa (eventualmente, tu hermana) el efecto zasca está asegurado.

Esta es una pequeña selección, pero puedes verlos todos aquí.

Importante: Para recibirlo antes de Navidad, haz tu pedido antes del Lunes 22 a las 13.30h Aunque te recomendamos no esperar tanto, el almacén se vaciará rápido ;)

Esas barbas navideñas

El mundo está lleno de criaturas taciturnas, oscurecidas por el peso de un destino maldito y una condena terrible. Esas personas se dejan crecer la barba con el único propósito de hacerla pasar por un árbol de navidad. Los prejuicios de la sociedad impiden que eso se lleve a cabo; la gente no concibe que un tipo tenga un árbol en el mentón. Así que los barbudos vagan por la existencia como almas en pena, esperando el momento en el que la sociedad los acepte por lo que son: un adorno.

Pues bien, me enorgullece comunicar a todos aquellos que siempre han querido hacer de su barba un árbol de navidad que ya pueden hacerlo. Una bolsita de Beard Baubles contiene las suficientes bolas de navidad barbudas como para convencer hasta a los más reaccionarios. Nadie volverá a dudar de que esas barbas tienen un propósito mobiliario, el de colgarse cosas. Y esto es sólo el principio. Han estado mucho tiempo cohibidos y ahora van a explotar y se van a colgar todo lo que pillen por ahí: señales de tráfico, yogures, renos y abuelas, y cuando ya hayan saciado su apetito colgante se colgarán los unos a los otros: barbas enredadas en barbas durante kilómetros, avanzando en regimientos ordenados y silenciosos (si gritan se desatan) camino a la barbería más cercana para soltar al unísono su grito de batalla: "córtame las puntas."

Visto en Like Cool

BricoPotter: cómo hacer unas velas flotantes

Jen y John son un matrimonio bien avenido con una ligera obsesión por la saga de Harry Potter. Tanto es así que han decidido decorar el árbol de navidad tomando las aventuras del mago como tema principal. Y claro, las lechuzas eran fáciles de representar (o de comprar), pero a la hora de hacer las velas flotantes de Hogwarts llegó el drama.

Como explican en Epbot la solución fue más sencilla de lo que parecía en un principio (aprender magia y rituales para combatir la gravedad no es el mejor propósito navideño). Con unas cuantas velas artificiales pudieron dotar de luz al techo gracias a las nunca suficientemente valoradas pilas estándar. Unos cuantos cortes y manos de pintura después las velas estaban dispuestas a volar; para ello simplemente hicieron unos agujeros en el techo y colgaron las velas con sedal transparente. Y luego las miraron de lejos.

Lo sé, a mí la opción de aprender magia también me llama más, pero los sacrificios de aves de corral te dejan la casa hecha un asco; las plumas se te meten en el ombligo, se juntan con las pelusas y esa es una alianza que os aseguro no queréis sufrir.

Visto en Nerd Approved

Esos horribles trajes navideños que no pueden faltar

El jersey navideño de Street Fighter fue toda una revelación de la que todavía me estoy reponiendo. Me temo que superar lo de hoy va a ser más difícil.

Los tres trajes navideños que podéis ver en la fotografía no se miden por su belleza sino por su nivel de hostiabilidad. El de la izquierda es el menos hostiable (de hecho, yo me lo pondría en un día tonto); el derecha es más hostiable simplemente porque parece un pijama, no un traje. Pero hay que hablar del restante, el del centro: ese es el de la paliza. Nadie que lleve ese traje aguantará más de tres horas vivo y lo peor es que morirá sabiendo que los que lo matan llevan razón; morirá siendo un resultado lógico e inevitable, así que morirá en paz.

Hay que decir que el modelo también contribuye al nivel de hostiabilidad del traje; es el típico tipo que guarda una bolsa de guisantes congelados en su nevera "por si acaso". Y si le preguntas la razón te recalcará el "por si acaso". Muy hostiable.

Visto en Geekologie

 1 2 3 4 ...17 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}