Y ahora, un anuncio japonés (para compensar el corto)

En el post de Lights Out presentaba una obra muy buena y, no sé, me he sentido mal porque parecía que nos estábamos poniendo serios. Así que me veo obligado a compensar el post anterior con los siempre agradecidos y no suficientemente valorados anuncios japoneses.

En esta ocasión tenemos a un tipo que se introduce un chicle en la boca. Y a partir de ahí, bueno, alguno de los guionistas se tomó algo que le sentó mal (o demasiado bien) y la cosa se le fue de las manos.

Visto en Cubicle Bot

Rico, rico: helado de pasta con trozos de tomate

Siempre he considerado algo digno de los mejores gourmets el plato de macarrones (o cualquier tipo de pasta) que uno se hace el sábado de madrugada, al volver a casa en un estado de embriaguez lo suficientemente estable como para cocinar con alegría. Hay una alternativa, claro: cocinar la pasta previamente y dejarla en el frigorífico; cuando volvamos y abramos la portezuela nos encontraremos con un plato frío que podremos calentar o no. Muchos se lo comen frío y, bueno, es una opción a tener en cuenta. No es genial porque pierde el valor ritual, que es la mayor baza de la pasta de madrugada, pero así y todo es cómodo.

De ahí a comerse un helado de pasta hay un paso muy grande, un paso de titán, de titán chungo, de titán que te deja construirte un muro alrededor de la ciudad y que te acomodes durante 100 años y luego te lo tumba sin pestañear ni pedir permiso al concejal de Urbanismo y Obras Públicas (sí, ya he empezado a ver Ataque a los Titanes y tenía que decirlo).

En cualquier caso, la empresa nipona Gari-Gari Kun, tras un concienzudo análisis de mercado, ha decidido hacer un helado con sabor a pasta (a pasta en general) y tropezones de tomate. ¿Estoy deseando que se comercialice a nivel mundial? Sin duda alguna: algo que parece tan evidentemente asqueroso tiene que ser bueno a la fuerza.

Visto en Geekologie

Ahora sí: la almohada oficial para las peleas de almohadas

Puede que su aspecto no impresione a primera vista, pero esta es la almohada aprobada por la Asociación Japonesa de Luchas de Almohadas. Entonces, ¿hay una Asociación Japonesa de Lucha de Almohadas? Pues sí. La forman profesionales, gente que entrena todos los días con férrea disciplina, gente que ha pasado un tercio de su vida en las trincheras de sábanas viendo a sus hermanos de armas caer ante el fuego enemigo, valientes veteranos curtidos en las más sangrientas batallas en las que la supervivencia dependía del honor, la lealtad y el ingenio.

Y todo eso lo han hecho en pijama, que le da más empaque.

Esta almohada es la mejor amiga de esos feroces guerreros; es curioso que no lleve cuchillos ni granadas ocultas, pero es precisamente en su sencillez donde reside su verdadero filo: el arma no hace al guerrero sino todo lo contrario: es el guerrero el que hace el arma. O el herrero. Y luego se la da al guerrero. O se la vende. O se la cambia por su hermana. No sé, hay muchas opciones de negocio al respecto.

Como prueba del uso de estas almohadas, aquí tenéis la última competición oficial de Lucha de Almohadas en Japón. Es ligeramente diferente a lo que tenemos en mente (son profesionales) y no se ven braguitas, lo que, en mi opinión, le quita la razón de ser a las peleas de almohadas. Pero, hey, si lo dice la asociación, yo lo acato.

Visto en Geekosystem

Ah, sí, la broma de despertar a un tipo catapultándolo 150 metros hacia el cielo. Un clásico…

Es curioso, pero mientras establecía las etiquetas de este post (dormir, bromas, japoneses) sentía que no necesitaba decir más. Son palabras que una vez aparecen unidas dejan entrever lo que va a suceder a continuación. O, para ser más exactos, que lo que va a suceder a continuación va a ser épico.

La preparación de la broma es más o menos así: a Toshiaki Kasuga lo convencen para dormir en una cabaña; de alguna forma se las ingenian para atarlo mientras duerme, así como de preparar todo en un lapso muy corto de tiempo (mucho se ha comentado al respecto, pero parece que Toshiaki cayó como un tronco gracias a nuestro siempre eficiente amigo el alcohol). Una vez estuvo todo preparado, comenzó la cuenta atrás:

Visto en Design TAXI

Imprescindible: gafas de hielo

Supongo que "gafas recubiertas de hielo" sería algo más cercano a la realidad, pero poco importa el nombre que le demos.

El caso es que en algún momento de su existencia, el japonés Baku Maeda miró a su alrededor y pensó "hey, a este mundo, no sé, como que le falta algo, ¿no?". Y ese fue el principio de las gafas de hielo.

No hay una utilidad establecida para ellas, aunque a mí me gusta imaginar a alguien que las lleva puestas mientras cocina, abre el horno para ver cómo está el pollo, se olvida de apartar la cabeza y se queda sin gafas.

Para hacer que ese momento sea realmente digno y pase a los anales de la historia uno se tiene que dejar el bigote de Maeda y acariciárselo mientras se pregunta qué ha sucedido. Si se tiene a mano un bocadillo de pensamiento con tres puntos suspensivos en su interior también sería conveniente usarlo para dar mayor énfasis a la tragedia.

Visto en Laughing Squid

 1 2 3 4 ...75 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan




 
Regalos originales Da de la Madre
El Domingo 4 de Mayo es su día.      Haz caso a tu Madre (clic aquí)
Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}