Silla impregnada de aura maléfica

La silla Coppelius de Yaara Derkel es todo lo maligna que una silla puede ser sin dejar de ser una silla. Es decir, una silla que no te deje sentarte en ella es evidentemente maligna, pero también pierde su funcionalidad como silla y se queda en un conjunto de madera que te evita, lo que viene a ser un Pinocho reaccionando ante un fumador.

Nada de eso: uno se puede sentar en la silla Coppelius y sentir su aura de maldad; al momento escuchará voces en su cabeza que no pertenecerán a ningún grupo de Whatsapp (aunque manden bailarinas al cerebro) y le harán sugerencias malignas como ir a una estación de trenes y abrazar a las parejas que ya se estén abrazando para cortarles su emotiva despedida. Estamos hablando de voces muy, muy malas.

Lo peor de la silla Coppelius es que, cuando no es maligna, es terriblemente fea. Lo podéis comprobar en la fotografía. De hecho, tener esa silla en casa ya denota una clara inclinación por el mal gusto, y de ahí a intentar conquistar el mundo hay un paso.

Visto en Design Boom

La pistola de dinero (no, no incluye munición, listillos)

Parece que la campaña de Kickstarter de la Money Gun no ha dado resultado: a sólo tres días de que finalice han recaudado 3.600 dólares de los 50.000 necesarios. No encuentro razones válidas para que esto no haya salido adelante; es decir, está claro que una pistola que dispara dinero no sirve absolutamente para nada (a no ser que incluya dinero), pero la inutilidad nunca ha sido un impedimento a la hora de acumular trastos en casa. En NPC sabemos muy bien a qué nos referimos cuando tratamos este tema.

Probablemente el fracaso de la Money Gun se deba a su insistencia en usar dinero real. Una pistola que lanzara bitcoins tendría mucho más éxito, estoy seguro. O, ya puestos, que lanzara dinero y facturas de la luz al mismo tiempo, que no todo van a ser regalos, alegría y gloria. La vida es terrible, traidora, fatal y decepcionante. Siempre hay una loseta seca preparada para que la pises y te salpique el agua acumulada durante tres días bajo tierra. No importa cuántas veces jures haber visto la etiqueta de con trozos de fruta; al final el yogur que llega a casa siempre es el desnatado blanco. La vida es cruel, miserable y repugnante. Pero los muertos no pueden jugar al Monkey Island, así que habrá que conformarse.

Visto en Kickstarter gracias a @araque

Alfombra de piel de Wampa [Actualizado]

[Actualizado] En breve a la venta en QueLoVendan.com

Hay alfombras de piel de animal que son originales, pero poco "cálidas"; como la alfombra de Alien, de persona o de bichos como Hitler. Si queremos confort tenemos acabar comprando las clásicas alfombras de piel de oso, pero ahora hay algo mejor.

Pocas cosas hay más agradables que la piel de un Wampa del planeta helado de Hoth. Y con la ventaja de contar con sus cuatro extremidades al completo; la piel del Wampa al que Luke Skywalker le cercenó el brazo de un sablazo no está a la venta.

La alfombra de Wampa es ideal para ponerla en el suelo en los dias de invierno, y también para decorar una pared en las épocas calurosas.

Comprar regalos originales en QueLoVendan.com

Desayuna en el tejado. Porque un buen café merece una buena caída

El desayuno es la comida más importante del día porque es la única que incluye el café y el cigarrillo. Los expertos nutricionistas están de acuerdo, pero no lo dicen con las mismas palabras (hay que leer entre líneas).

También se suele hacer en pijama para convencer a tu cerebro de que todavía estás durmiendo. Hay que recordar que el cerebro es siete veces más estúpido que el cuerpo en el que habita porque, al fin y al cabo, ha decidido habitarlo. Con este sencillo método puedes soñar que comes, que es uno de los sueños más humildes y maravillosos que uno puede tener aunque a veces despierte y se descubra chupándose el dedo, el casco de Darth Vader, unos dados de rol o un libro de Palahniuk (sí, he hecho una descripción de mi mesita de noche porque asumo que todo el mundo tiene la misma).

El caso es que la interiorista (exteriorista en este caso) Aine Bunikyte cree que desayunar puede ser una experiencia todavía mejor si se hace al aire libre, sobre un tejado y jugándote la vida. Y posiblemente lleve razón.

Su sistema para desayunar en los tejados es arriesgado y sólo recomendable para gente que desayune sentada (yo lo hago de pie y caminando porque... la verdad es que no sé por qué lo hago). Como siempre, podéis ver más sugerencias de diseños extraños en el post de Habitissimo para hacer de vuestra casa algo con lo que la gente diga "oh!" en lugar de "puaj!", que es lo más habitual. Por lo menos en mi caso.

Visto en Habitissimo gracias a Rouse

Loada seas, virgen Barbie Medalla Milagrosa

Pool Paolini y Marianela Perelli han creado toda una colección de Barbies y Kens representando diferentes personajes cristianos, desde vírgenes hasta el propio Jesucristo (una versión edulcorada, sin sangre ni nada, bastante más light que la original). La colección se llama Barbie, the plastic religion y ha encendido los ánimos de la comunidad católica, que asegura hará lo imposible para que esas figuras no salgan a la venta. Supongo que porque temen que se vendan y acaben sustituyendo a las estampitas de los santos con los calendarios en el reverso. Yo creo que no hace falta: si los calendarios de los móviles no han acabado con las estampitas nada lo hará; tienen un encanto especial, sobre todo si tienen las esquinas redondeadas por el uso y la ilustración borrosa por los besos, y te abren muchas puertas. Nada como sacar una de ellas que diga San Pancracio Rulez para entrar en los locales más selectos.

En principio sólo se podrán ver en una exposición en Argentina. Podéis ver parte de la colección en su perfil de Facebook y realmente merece la pena.

Visto en El Periódico gracias a Manuel

 1 2 3 4 ...953 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}