Este soporte de papel higiénico te avisa cuando se agota el papel

RollScout es un soporte de papel higiénico inteligente. O por lo menos más inteligente que el tipo que lo necesite.

Mediante un sensor de infrarrojos, RollScout percibe el momento en el que nuestras reservas de celulosa se agotan y nos avisa mediante una luz intermitente. Para asegurar de que tomas medidas al respecto, también manda un mensaje de texto a tu teléfono; si, así y todo, se te olvida comprar más papel no sólo demostrarás que tus probabilidades para recibir un premio Nobel son más que dudosas, sino que tu mera existencia podría ser considerada un insulto a la raza humana.

El RollScout es todavía un proyecto de Kickstarter y por el momento no parece que vaya a llegar a su meta. Creo que es mejor que no lo haga; como digo, uno se puede sentir muy idiota y el RollScout acabaría siendo la prueba de que lo eres.

Visto en Oh Gizmo!

Infusiones mortíferas

El diseñador Lee Jinyoung cree que lo más eficiente para envenenar a la gente es hacerle saber que va a ser envenenada. Ser evidente, descuidado. Usando sus calaveras para infusiones nadie podrá sospechar que va a ser envenenado simplemente porque todo el mundo acepta que un envenenador es sutil y escurridizo, una mente maestra.

El método es sencillo: nadie en su sano juicio se tomaría una infusión preparada en el interior de una calavera, así que todos asumimos que nadie será tan idiota como para preparar algo así. Así que todos se tomarán la infusión y pasarán a ser un bulto bajo la alfombra. Infalible, oiga. Que sí, que también se puede usar para tomar té y echar unas risas con los amigos, pero la verdad es que pierde encanto. Además, no tienes por qué envenenarlos a todos: que caiga uno y os echáis unas risas igualmente.

Visto en Who Killed Bambi?

Y a esto lo llamo yo una restauración

Este es el típico ejemplo de cómo transformar un objeto inservible y feo en algo igualmente inservible pero hermoso. Quizás "inservible" no sea el término adecuado. Está claro que uno se puede sentar ahí; el caso es que no creo que aguante mucho. Este tipo de sillas sólo se usa para invitados odiosos que es mejor no tener mucho tiempo en casa.

Pues bien, alguien llamado reallylovely encontró esa silla en una tienda de segunda mano y, de alguna forma que me cuesta entender, vio en ella el potencial de transformarla en una silla de Hora de Aventuras, esa surrealista serie que es mucho más de lo que parece.

De hecho, el nivel de restauración es tan alto que, ahora sí, se torna en un objeto totalmente inservible simplemente porque nadie en el mundo tiene un culo digno de sentarse en esa silla.

Visto en Nerd Approved

Barisieur, el despertador cafetera

Despertar y tomar café no son dos acciones sino una sola. De hecho, es tal la simbiosis que el gesto de preparar café forma parte del acto de dormir y sólo cuando uno se ha tomado el café y fumado su correspondiente cigarrillo puede decirse que está completamente despierto y preparado para asumir los fracasos de la vida diaria.

El Barisieur de Joshua Renouf es un reloj despertador con cafetera integrada. Uno debe prepararla por la noche (tiene compartimentos para la leche, el azúcar y, si uno es de despertares fuertes, el whisky). El Barisieur comenzará a preparar el café a la hora estipulada y despertaremos con el sonido de las bolas de metal chocando entre sí, que son las encargadas de hervir el agua.

Acto seguido, el olor del café se transformará en una mano que se introducirá en nuestras fosas nasalas y nos elevará en el aire. Nos sentará en la silla de los desayunos, nos ofrecerá la taza de café y el periódico (abierto por la tira cómica, claro). Y es posible que también saque al perro por nosotros, pero eso depende del café que usemos; el mezcla no es muy dado a los canes, por ejemplo.

Visto en Design BOOM

A danzar alrededor de Darth Vader

Supongo que doddieszoomer, de Instructables, fabricó este horno-estufa con el propósito de cocinar en él o calentarse las manos en invierno. No importa. Porque tiene todo lo que yo le pido a un tótem: presencia, fuego y la total seguridad de que algo terrible te ocurrirá si no sacrificas a alguien en su nombre (que alguien te sacrifique a ti, por ejemplo).

Los que quieran construirse uno pueden ver las instrucciones en el perfil del creador, intentar imitarlo, quemarse las cejas, correr despavoridos, incendiar las cortinas, contagiar el incendio a toda la casa, gritar a todo pulmón y ver cómo aparece el Hombre de Hielo, lo apaga todo (incluidas las cejas) y se va soltando algún comentario ingenioso. Gracias, Hombre de Hielo: quería cobrar el seguro de la casa y pagar la universidad de mis hijos con él. Has condenado a toda mi familia, nuestro futuro y nuestra integridad. Ahora seré tu peor enemigo.

Visto en MAKE

 1 2 3 4 ...370 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}