Una ubre para el hogar

Esa ubre

A primera vista el dispensador de leche de Design Studio 55 resulta de una evidencia maravillosa. No hay mejor lugar del que sacar leche que de una ubre turgente, con estilo, que se apoya en la barra de un bar con un cigarrillo entre los labios y te mira con las pestañas porque si usa los ojos estás muerto, amigo.

Instalar una ubre en el hogar es similar a poner una mesa en el jardín; es un punto de reunión, un lugar alrededor del cual se discuten los temas del día con un buen vaso de leche y todos disfrutan de la agradable compañía del resto. Y eso sólo ocurre con la leche, que genera espacios de convivencia idílicos que son la envidia de todas las sociedades. Simplemente porque nadie puede hacer una afirmación seria con el bigote blanco y el estómago revuelto; son dos condiciones cuya unión no deja más alternativa que ser cordial.

O, yo qué sé, a lo mejor no.

Visto en WTF Microsiervos

Picaporte 2.1, ahora con huella dactilar

picaporte dactilar

Reconozco que lo de abrir puertas mediante las huellas dactilares es hermoso porque suena a ciencia ficción clásica y sí, también reconozco que es cómodo porque es difícil dejarte los dedos dentro de casa. A no ser que seas un mafioso y te mutiles y envíes los dedos en cajitas para mandarte un mensaje amenazador: "compra pan del bueno."

Por otra parte, si no hay llaves tampoco hay llaveros de la virgen del Rocío, de esos que les pasas el dedo con saliva y aparece una muchacha desnuda que casi seguro no es la virgen en cuestión (en serio, eso sí es un inventaco). Me refiero a que las huellas dactilares están bien y serán necesarias, pero no matemos a las llaves.

El picaporte Ola es tradicional en su aspecto y moderno en su concepción, con un lector de huellas digitales que te permite hacer el gesto de abrir e incluso pelearte con él si has llegado borracho a casa, que es gran parte del encanto de los picaportes.

Picaporte dactilar 1

Visto en Microsiervos

Funda para lentillas Geeky

estuche-lentillas-gafas-geeky-p

Lo mejor de la funda de lentillas Geeky es su mirada. Da pena. Y, de hecho, le importa muy poco que te pongas las lentillas; lo único que quiere es que la saques a pasear.

Por la forma de mi aseo no puedo menos que imaginar al estuche mirándome en todo momento. Mientras me ducho, mientras descomo, mientras practico miradas ante el espejo o me debato entre cortarme las venas o las uñas de los pies (nunca hago ninguna de las dos cosas).

La mirada de la funda cuestiona toda tu rutina porque todas las labores del aseo son pura rutina y, con ello, cuestiona tu existencia, todo lo que has sido, todas las decisiones que has tomado, todos los errores que has cometido y los que seguro cometerás... ¡y sólo por diez euros! ¿No es maravillosa? Vamos, valientes, es muy fácil ser feliz sin una funda de lentillas que te vigila constantemente y conoce todas vuestras frustraciones. Aceptad el desafío.

Ah, y no os durmáis con las lentillas puestas.

Comprar en QueLoVendan, regalos originales

Calcetines mininos para sillas

Calcetines silla 3

Calcetines silla 1Los calcetines mininos para sillas son, por supuesto, una idea de una empresa japonesa de nombre Tokyo Case. Y, como no podía ser de otra forma, son adorables.

Son una decisión estética que transforma a las sillas en seres que sienten frío porque tienen todo el día los pies en el suelo, motivo de resfriados, enfermedades derivadas y divorcios con ausencia de razones de peso. Añadiendo este complemento transformamos a las sillas, les damos un carácter (pasivo) y un motivo de queja (el frío); es decir, que las sillas podrían sumarse al grueso de la población mundial y nadie notaría la diferencia.

Hay múltiples modelos de calcetines entre los que elegir; podéis verlos en su página. De todas formas, hay algo que yo haría en caso de conseguir los calcetines, y es echar siempre polvos de talco en su interior antes de ponérselos. Pura deformación profesional.

Calcetines silla 2

Visto en Laughing Squid

Salvamanteles imantado Hot’s Pot

salvamanteles-hots-potUna de las escenas de comida más maravillosas que existe es el momento en el que el chef de la casa aparece con una olla hirviendo y necesita colocarla en la mesa desesperadamente; pero nadie ha tenido el detalle de colocar un salvamanteles y, clamando al cielo, el chef se debate entre desandar el camino hasta la cocina o soltar la olla sobre la mesa con las consecuencias terribles que eso pueda acarrear (normalmente la mesa se pone al rojo y la olla la atraviesa y se abre paso hasta el núcleo de la tierra provocando cataclismos en Indonesia y una subida generalizada de las tarifas telefónicas).

Pues bien, esa situación puede pasar a la historia gracias al salvamanteles imantado Hot's Pot. No sólo es un salvamanteles con la señal de peligro de incendio estampada en su ser, también está, como indica su nombre, imantado. O sea, que uno coloca la olla en la cocina y se lleva el salvamanteles a la mesa haciendo de este mundo un lugar más seguro. Por supuesto, es de compra obligada para cualquiera preocupado por el devenir de la humanidad.

salvamanteles-hots-pot-p

Comprar en QueLoVendan

 1 2 3 4 ... 391 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}