Gatos ante el hundimiento del Titanic

Este centro de juego felino rinde tributo a la versión histórica del Titanic, que muchos olvidaron por culpa de una historia de amor cinematográfica. Históricamente, el Titanic chocó contra un iceberg y, acto seguido, fue atacado por unos mininos gigantes que se dedicaron a acabar con todo potencial superviviente que supiera nadar y fuera inmune al frío. El suceso fue debidamente silenciado por las autoridades, claro, para no alarmar a una sociedad ya consternada y con gatos en cada hogar.

Hoy día podemos mirar atrás y no escandalizarnos ante la masacre. Sabemos que los gatos serían capaces de eso y mucho más. Se sabe que un guión alternativo de la película de Cameron mucho más fiel a la historia barajó la idea de que un gato le sacara las entrañas a Céline Dion y luego se lamiera la entrepierna, pero al final se descartó sin saber muy bien por qué.

En cualquier caso, puede ser vuestro por unos 1.800 euros. ¿Es recomendable comprar una tragedia y colocarla en el salón? Siempre. Porque de esa forma las tragedias propias pasarán a ser meros obstáculos.

Visto en Incredible Things

Mesa “Ahora No” para discusiones de pareja

Michael Beitz es el creador de la Not Now, una mesa con un nudo en su centro que impide la visibilidad entre los comensales, algo realmente útil en parejas asiduas a lanzarse objetos punzantes ante la menor señal de desaprobación.

Lo ideal es tener otra mesa en la que comer cuando la situación se mantenga estable y hacer uso de la Not Now sólo en momentos de crisis. Si la usamos como mesa de comer oficial puede que el hecho de no ver a nuestro interlocutor entorpezca la comunicación, nos confunda y acabemos diciendo algo relevante en lugar de los comentarios anodinos característicos de toda comida que se precie.

Lo único que no entiendo muy bien es la decoración de la pared en la primera fotografía. Creo que simboliza una discusión entre dos asesinos en serie que no se ponen de acuerdo al elegir a su siguiente víctima. Es bastante probable.

Visto en Geekologie

Lámpara de radiografías. Muestra lo que llevas dentro

Nuestro hogar habla de nosotros. Cómo somos, qué consideramos importante y qué merece un lugar en nuestra vida. Yo, por ejemplo, tengo un piano que no sé tocar y que interrumpe el paso. Lo que el piano dice de mí es algo así como este tipo es idiota. Y eso es una información vital para cualquiera que entre en mi casa.

Ahora bien, a la hora de profundizar en la vida de cada uno, nada más revelador que una radiografía. O una colonoscopia. Pero prefiero las radiografías, son menos agresivas. Una lámpara hecha con radiografías cuenta mucho de uno mismo. Si no tiene ningún hueso roto ni malformación alguna, estamos hablando de una persona aburrida y gris, probablemente un contable o un profesor de autoescuela. Los huesos rotos nos mostrarán a un aventurero o un camorrista inútil, mientras que unas costillas con forma de pentáculo invertido nos revelarán que estamos en casa de un ministro. Si escupe bolas de pelo es el de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Si tiene la piel correosa apuesto a que estará en Economía o al frente de una asociación de amas de casa. O las dos cosas.

Lo que queda claro es que la lámpara de radiografías es genial y necesaria como carta de presentación ante otros y ante uno mismo, que a veces no sabemos quiénes somos hasta que nos vemos la médula espinal. Y eso es cierto porque lo leí en un sobre de azúcar.

Visto en Recyclart

Colador con forma de bombín: la receta para la felicidad

colador sombrero bombin 1El bombín es el único complemento que le queda bien al hombre desnudo. Eso es así. Apurando un poco aceptaría un bastón de mando, pero ya me parecería sobrecargado, barroco.

Si aplicamos la desnudez a la cocina (algo bastante común y natural) nos encontramos con el mismo resultado: una persona cocinando vestida no cocina bien. Si sólo tiene un delantal la receta sale mejor, pero esa persona no se siente bien. Sólo con la desnudez en la cocina alcanzamos nuestra plenitud como seres humanos y gourmets. Y es algo sacrificado, sí, las temibles gotas de aceite pueden dejar secuelas tanto físicas como mentales; por eso precisamente sabemos que estamos en el camino correcto. Porque duele.

No hace falta decir que un colador con forma de bombín es absolutamente imprescindible para cualquiera que desee alcanzar la felicidad. Una casa con un tipo desnudo que escurre la pasta y luego se coloca el bombín es una casa feliz; no hace falta correr libre por la pradera ni bailar bajo la lluvia. Eso es arcaico. Basta de convencionalismos.

colador sombrero bombin

Comprar en QueLoVendan

Set de sushi Enterprise

Una mesa en la que aterrice el set de sushi Enterprise ya no volverá a ser la misma. Cuando el capitán desenfunde los palos los comensales desenfundarán la envidia; el abrir la "cabeza" de la Enterprise y mostrar la salsa será un solo movimiento, un solo gesto que será suficiente para ganarse el odio eterno o el amor incondicional. Así que es una misión arriesgada. Habrá un antes y un después.

Es más, si alguien quiere competir contra eso tendrá que decir que está esperando mellizos o que ha comprado uno de los primeros billetes a la luna para él y su mujer y acto seguido se ha divorciado; sólo eso podría robar protagonismo, y así y todo la gente te vería comer y sufriría algún espasmo que otro.

Visto en Technabob

 1 2 3 4 ...385 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}