Consejos NPC: Cómo enseñar a usar el inodoro a un niño pequeño

Enseñar a un niño a usar el water es una tarea un tanto compleja. En internet encontrarás demasiados consejos diferentes y probablemente no exista la receta perfecta.

Sí que parece claro que se recomienda iniciarlos en esta práctica a partir de los 2 años de edad. Se puede esperar un poco en caso de que el niño no sea lo suficientemente maduro, pero siempre habrá que hacerlo antes de la pubertad.

Como decíamos, estrategias y consejos para que los niños aprendan a usar el baño hay muchos, así que pensamos que lo más fácil es tener claro cómo NO se le ha de enseñar a hacerlo.

Para ello os vamos a dar unas directrices muy efectivas y sencillas de aplicar.

Regla número uno: La cabeza no ha de pasar por el hueco de la tapa del water. Nunca. No hay excusas. No se hace y punto.
Regla número dos: Hay que sentarse de espaldas a la pared en la que se apoya el inodoro.

Una vez dominados estos dos conceptos, los pasos siguientes son más sencillos. En próximas semanas iremos ampliando este post con las siguientes reglas a considerar.

Visto en bitsandpieces.us

    

Creando trajes suntuosos con elementos caseros

Aviso a navegantes: voy a contar un episodio de mi vida.

Tendría unos ocho años cuando en el colegio se convocó una fiesta de disfraces, probablemente con motivo de alguna celebración local que no recuerdo. Mi familia era (y es) poco pudiente, lo que no debería suponer un problema en estos casos. El asunto es que también eran creativamente pobres, así que no podían suplir la carencia de medios de ninguna forma. Resultado: a la hora de elegir disfraz mis opciones eran una enorme bolsa de basura negra y unas cuantas, más pequeñas, blancas. Así que salí de casa cubierto de una bolsa de basura usando las bolsas pequeñas a modo de complementos: cinturón, bufanda, pañuelo pirata y, además, me maquillaron la cara de un blanco brillante no sé exactamente con qué propósito. Hay que añadir que en esa época yo era una bola rodante, así que imaginaos el cuadro.

Ni que decir tiene que volví a casa con el disfraz hecho añicos.

No puedo saber por qué acepté salir con esas pintas ni por qué me dejaron hacerlo, máxime cuando mi abuelo era un baluarte local del disfraz que se pasó toda la posguerra contando chistes en bares, haciendo uso de cuantos disfraces se le ocurrieran con la intención de no repetir jamás. Un showman nato. De hecho, las únicas fotos que se conservan de él lo muestran con disfraces; mis recuerdos se debaten entre esas fotografías y las imágenes mentales que tengo de él ya postrado en cama. Normalmente ganan los primeros, claro, porque me parecen más representativos. Y porque molan más, qué demonios.

¿A qué viene todo esto? Básicamente a que tengo el día cruzado. Pero a eso hay que sumar el trabajo de una madre y su hija en FashionbyMayhem, que se dedican a fabricar ropa con elementos caseros y lo hacen con una habilidad extrema. Aquí sólo podréis ver unos cuantos ejemplos, pero en su página encontraréis multitud de ellos y (más importante) los procesos necesarios para fabricarlos. Supongo que aconsejarán no usar bolsas de basura porque no permiten transpirar; si no lo dicen ellas os lo digo yo.

Visto en Laughing Squid

    

 

 




Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}