Cráneo 3D

Médicos del Hospital Univesitario de Utrecht (UMC Utrecht) han implantado con éxito el primer cráneo generado con una impresora 3D.

Tras una operación de 23 horas una mujer de 22 años ha sido la primera receptora de una prótesis de cráneo generada con una impresora 3D. La paciente, de la que no se han dado más datos que su edad, sufría dolores de cabeza y comenzó a tener problemas de visión y motricidad debido a una pequeña reducción de los huesos del cráneo.

La tecnología de impresión 3D conjuntamente con el desarrollo de un cemento de uso quirúrgico han permitido desarrollar un cráneo del tamaño perfecto en colaboración con un equipo australiano de anatomistas especializados en impresión 3D.

Visto en la NBC.

El campeón del mundo de “Operación” es un robot

Por si alguno duda aún de la supremacía de los robots sobre la raza humana, aquí tenemos otra prueba irrefutable.

El engendro mecánico de la imagen ha destrozado el récord mundial de "Operación" con una actuación impecable, rápida y eficiente que ha dejado boquiabiertos a los eminentes cirujanos que asistían, incrédulos, a la exhibición.

Visto en BitsAndPieces

Suéter que cambia de color según tus emociones

La gente suele expresar sus emociones mediante gestos y palabras. A veces incluso combinan las dos cosas y uno tiene que dividir su atención entre escuchar el discurso gritado, evitar los platos que vuelan en su dirección y responder a su grupo de Whatsapp "Hoy la liamos ¿sí o no, copón?" que hoy ya está bastante liado y no va a poder ser.

Para la gente de Sensoree todo esto es innecesario (sobre todo lo de los platos), así que han diseñado un suéter plagado de sensores que cambia su color según el estado de ánimo del portador.

Aprendiéndose la tabla que podéis ver arriba uno puede saber cuándo acercarse a alguien y preguntarle cómo está (sólo cuando esté en azul) o cuándo pedirle dinero (cuando esté en marroncito claro, que está en su mundo y todo le da igual). Algo realmente útil que espero se instale en la sociedad con celeridad para ver cómo se interpretan las manchas de café y de ketchup.

Visto en TIME

El robot que se anticipa a tus deseos y los cumple

Aclaremos: no cumple todos tus deseos. El robot diseñado por Ashutosh Saxena tiene una cámara Kinect y usa un algoritmo que prevé las distintas posibilidades de movimiento a partir del movimiento actual. O sea, si uno se acerca a una taza, lo más probable es que la llene de líquido o, si ya tiene líquido, que se la lleve a la boca. De esta forma, el robot calcula las probabilidades de que se cumpla uno de los actos posibles y se lanza presto a realizarlo.

Aquí tenéis el vídeo de ejemplo. Es interesante pero no tiene sonido (no sé si de forma intencionada), lo que lo hace un poco denso. Así y todo intentad darle una oportunidad, que es sábado.

Más allá del avance claro hacia la ciencia ficción, cabe reflexionar acerca de lo predecible del ser humano y sus continuos intentos por ser original. Por ejemplo, acercarse e insultar a la taza dejará al robot confuso, sí, pero serás un imbécil insultando a una taza sólo por diferenciarte del resto de tus congéneres, así que a lo mejor no interesa. Lo que sí interesa, sin embargo, es saber la reacción del robot si uno se acerca a él con movimientos sinuosos y desnudándose. Las opciones que le quedarán al robot serán 1)lubricarse, 2)llamar al microondas, 3)sacar a relucir sus conocimientos de economía agraria del siglo XIX para salir del paso y 4)desnudarse el chasis y descubrirse como un ser humano para que el otro huya despavorido.

Visto en Geekologie

El láser que transforma ojos marrones en azules

Faltan menos de tres años para que Stroma Medical lance al mercado un láser capaz de cambiar el color de los ojos. La transformación sólo funciona en un sentido (de ojos marrones a azules) y es irreversible.

El proceso al que hay que someterse dura aproximadamente 20 segundos. De lo que no han dicho nada es de cambiar el color de un solo ojo para aumentar las posibilidades de que gusten a una mayor parte de la población. Esta es la opción que más me atrae. Porque hacerlo de forma artesanal es costoso y difícil. El método Bowie es lo más cercano que se puede conseguir: alguien con anillo te da un puñetazo en el ojo, tienes la suerte de no perder la vista y se te queda la pupila dilatada permanentemente. No es lo mismo, claro, pero de lejos confunde.

Visto en Xataka gracias al Camarada Bakunin

 1 2 3 4 ...20 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}