Un bol para sesos de mono. Haciendo el Indy en la mesa [Actualizado]

[Actualizado] Ya lo tenemos a la venta en QueLoVendan.com

Indiana Jones y el Templo Maldito. Escena de la comida. El manjar: sesos de mono. ¿Quiero probarlos? No. ¿Queréis probarlos? No lo sé. ¿Es Kate Capshaw provocadora de un gran palotismo por mi parte? Sin duda. ¿Y por la vuestra? Probablemente. ¿Es Indiana Jones provocador de un palotismo heterosexual por mi parte? Claro, hombre. ¿Y por la vuestra? Por supuesto. No lo neguéis, tunantes. ¿Volvemos a hablar de monos? Mejor. ¿Alguien hizo aquel pastel de cerebro de mono? Supongo que no. ¿Alguien querría tener un flamante bol con forma de cráneo de mono como el que sale en la película? Sí. ¿Qué porcentaje de la población? Todos aquellos que merezcan seguir existiendo. ¿Haremos todo lo posible para traerlos a Ya lo tenemos a la venta en Quelovendan? Desde luego. Los monos voladores ya están surcando los cielos en busca de hermanos decapitados. ¿Es esa una medida cruel para los trabajadores? Sí. Pero se llevan un plus. Y Harrison Ford también les pone palotes.

Comprar en QueLoVendan

El gato-tiburón que galopaba una roomba se pasa a las alfombras mágicas

Imposible no recordar al gato disfrazado de tiburón galopando una roomba, ¿verdad? Bien, pues ha vuelto. Y esta vez se ha disfrazado de Yasmine y ha sustituido la roomba por una alfombra mágica. Lo que no ha cambiado es su cara, siempre lindando entre la comodidad y el hastío irrefrenable como si toda su vida fuera un domingo por la tarde.

Gastar más palabras es inútil: vais a ver el vídeo, vais a decir AWWWWWW, os vais a derretir y vais a olvidar todo cuanto escriba aquí. Os voy a dejar también una especie de recopilación (un Libro de Hazañas, más o menos) que incluye la canción del gato. Sí, tiene una canción. ¿Qué esperábais? Es un gato disfrazado de tiburón galopando una roomba; se merece un monumento y un puesto de director general de un banco.

Visto en Incredible Things

Puente casero para gatos que duermen al límite

CatastrophiCreations ha hecho una versión en miniatura del puente de cuerda de Indiana Jones y el Templo Maldito y la ha asociado a gatos. Resultado: un gran miau. Los mininos han encontrado otro lugar en el que repantigarse y demostrar su absoluta superioridad como raza.

Porque mientras un puente de cuerda y madera supone un desafío para el más valiente de los seres humanos, cualquier felino lo considerará una cama alta o una posición elevada desde la que atacar a su dueño cada vez que pase por abajo (es recomendable no colocar el puente sobre lugares de paso como la cocina o el aseo). Si lo que queremos es añadir algo de tensión y que el gato sufra igual que nosotros, podemos colocar un cubo de agua lleno de ovillos de lana justo debajo del puente; si cae no sabrá si huir del agua o quedarse desarrollando su obsesión lanuda; eso lo pondría en un aprieto.

Visto en Geekologie

Silla escorpión para los muy, muy malignos

Así que eres malvado. Te gusta golpear las yemas de los dedos entre sí mientras urdes planes de conquista global. Acaricias al gato mientras ríes al recordar dónde has colocado las trampas para que todo maldito héroe que te desafíe sucumba suplicando misericordia. Te asocias con unos octogenarios U2 y decides encasquetar su terrible último a disco a todos los que tengan iTunes. Eres malvado, sí, lo sabes, te gusta y sabes que te gusta.

Lo que no sabes es que tu silla es una mierda. Ningún archienemigo de la humanidad cometería el ultraje de concebir maldades desde una vulgar silla de oficina que, vale, es giratoria y eso da mucho gustico, pero es indigna y no está a tu nivel. ¿Eres maligno? Pues aquí tienes una silla con forma de escorpión. Tranquilo, no pica (sería una muerte muy estúpida). Es una creación del ruso Vyacheslav Pakhomov y la vende por algo más de 5.000 euros, una nimiedad para ti, que has conseguido que las multinacionales financien tu ejército de clones de Yoko Ono a 7 euros la pieza. No sé a qué estás esperando. Y si lo de revivir a Pink Floyd también ha sido cosa tuya, que sepas que te has pasado. Esos son intocables. Prepara las trampas y unas magdalenas, que esta tarde invado tu mansión.

Visto en Oh Gizmo!

Disfraces terroríficos para mascotas

Halloween está muy cerca, tanto que ya he empezado a guardar cartones y todo tipo de utensilios inútiles para poder imaginar un disfraz y luego no confeccionarlo, salir con la ropa de siempre y decir que voy de perdedor. El disfraz no tiene gracia, pero en materia de representación siempre saco buena nota.

El caso es que a la hora de idear disfraces no sólo debemos pensar en nosotros sino también en los niños (aunque ellos mismos se las arreglan bastante bien) y, sobre todo, en las mascotas. Porque está claro que si hay algo que le gusta a un mosquito es ser cualquier otra cosa, siquiera durante una noche. Lo mismo ocurre con el resto de animales, con la posible excepción de gatos y perros, que parecen bastante cómodos en su papel de dominadores en la sombra.

Aquí tenéis unos cuantos ejemplos de disfraces para mascotas. Mi preferido, desde luego, es el del cangrejo. Sencillo, eficaz,... imparable. Si queréis ver más, en Bored Panda tienen una buena selección con la que humillar al pobre animal. O hacerle un favor, dependiendo de su estado de ánimo.

Visto en Bored Panda

 1 2 3 4 ...72 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}