El monopatín flotante de Regreso al Futuro ya es real (o casi)

El Hoverboard Hendo es el claro precursor del monopatín flotante de Regreso al Futuro, que sólo estará disponible una vez yo haya perdido mis dos piernas (sí, gente, el mundo funciona así). Está algo más limitado que el de la película pero debe de dar una sensación más o menos parecida.

Levita algo más de dos centímetros sobre el suelo y funciona mediante electromagnetismo. La pega es que necesita un suelo metálico, ya que funciona del mismo modo que un monorraíl, y con lo que cuesta conseguir que hagan un carril bici me temo que el Carril Cool va a llevar algo de tiempo.

Estará disponible en 2015 al precio de 10.000 euros, pero, ojo, te viene con una plancha de metal para que la coloques donde quieras y puedas usarlo. De hecho, lo ideal sería comprar metros y metros de alfombra de metal y contratar a dos enanos con chistera que la fueran desenrollando a medida que viajamos, creando nuestro propio carril y dos puestos de trabajo muy sufridos.

Visto en Geeks are sexy

Tiritas de cómic

Tiritas ComicNo es lo mismo restablecer una herida con un AAARGH! que con una vulgar tirita marrón. Esa herida se tornará más fuerte si le damos una entidad más allá de su carácter doloroso. Hay que darle acción, relevancia, una personalidad propia; sólo de esa forma conseguiremos una verdadera cicatriz de metralla de un corte de cuchillo de untar mantequilla.

La caja de OUCH! incluye 24 tiritas con modelos diferentes para crear diferentes tipos de historias alrededor de cada herida cotidiana para hacer nuestra vida algo más interesante: por supuesto, está el sufrido OUCH!, el sorprendido OOOW!, el furioso AAARGH!, el grandioso WHAAM!, el épico BAM y el certero y contundente POW.

Y sí, puedes interconectarlos y crear una relación entre todos ellos como si tu cuerpo fuera un dibujo tipo Une Los Puntos. Empezar la historia con OUCH!, seguirla con un primer AAARGH! como reacción primaria y un POW para apoyar, aunque el descubrimiento del origen del golpe suponga un OOOW!, un WHAAM! y un BAM para acabar en una nota alta. Requiere ensayo, pero la recompensa merecerá la pena.

Tienda quelovendan.com

El Cojín Único

Un cojín estándar ya provoca peleas, discusiones, divorcios y Luchas por la Supervivencia (se diferencian de las Peleas de Almohadas por los huesos rotos, la sangre y la necesidad de un árbitro con conocimientos de artes marciales). No quiero imaginar de lo que es capaz el Cojín Único de Robert y Elsa Evans.

Probablemente sea lo único que quede en la casa tras siete días de convivencia con él. Si es el objetivo del comprador, perfecto: una familia fuera y un nuevo piso para alquilar con una maldición en forma de cojín viviendo en él.

Como ocurre con todos los objetos mágicos, el Cojín Único tiene su enemigo acérrimo, su antónimo, su némesis: el Cojín Donut. Simplemente no puedes evitar que la gente acuda a tu casa para abalanzarse sobre él, sean amigos o no. De hecho, casi seguro que no lo son, así que lo mejor es comprar uno para invitados y otro para uso propio; la gente hace muchas cosas extrañas cuando un objeto tiene un agujero en el centro.

Visto en Neatorama

Iluminación para el retrete (en caso de que quieras añadir ambiente a lo que hagas allí)

Por lo general todos tendemos a cagar en azul. Algo tranquilo, relajado, limpio, espacioso,... un gesto que nos despeje de nuestra carga y nos permita correr por las praderas mientras las briznas de hierba acarician nuestros rostros. Pero no siempre hay tiempo para eso, así que quizás una cagada en rojo, colérica, urgente y dolorosa también nos consiga un pasaje hasta la pradera aunque no podamos disfrutar el paisaje y las briznas nos persigan azotándonos la cara.

Lo que propone la gente tras IllumiBowl es precisamente eso: iluminar el retrete con tres colores a elegir: azul, rojo y verde, y rodear de cromatismo todo lo que hagamos allí, desde la más inocente micción hasta el vómito de los sábados a las 04:37 (además, como se puede cambiar el color a gusto del usuario siempre podemos admirar el vómito en diferentes tonos mientras se pasa el mareo).

¿Una tontería? Sí. ¿Un lujo innecesario? También. ¿Imprescindible? Por supuesto. Faltaría más.

Visto en Engadget

Pelotas malabares Estrella de la Muerte

Pelotas de Malabares de la Estrella de la MuerteHacer malabares con un arma de destrucción masiva es un lujo reservado a unos pocos que ahora ponemos a vuestra disposición porque, bueno, somos así.

Este set de pelotas malabares de la Estrella de la Muerte es ideal para los no iniciados en el sofisticado arte de lanzar pelotas al aire y volverlas a coger, ya que cada vez que una pelota toque el suelo podrás rememorar la escena en la que explota y usarlo como excusa para ver la trilogía de nuevo. No hay lugar para el fracaso cuando la recompensa es ver La Trilogía.

Pero tampoco hay tiempo, así que es posible que acabes aprendiendo malabares y debiéndote 376 jornadas de la trilogía, es decir, un par de años asumiendo que tienes algo que defender en tu vida rutinaria, siquiera un acuario con un volcán. Si no es el caso, un par de meses saldarán la deuda.

Podría ser peor, claro. Podrían ser pelotas malabares de Coruscant con su correspondiente recompensa, así que no os quejéis.

Tienda quelovendan.com

 1 2 3 4 ...275 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}