Imprescindible: el cinturón que se transforma en patinete

Me temo que el húngaro Ádám Török ha cometido un error de concepto: un cinturón que se transforme en patinete es una de esas ideas que caen después del segundo análisis. Durante el primero sólo ves ventajas: es portátil, cómodo y útil. Y, por qué no, puede formar parte del futuro de la humanidad.

Pero el segundo análisis tiene en cuenta las funciones de cada una de las partes y ahí la cosa flojea: un cinturón mantiene los pantalones en su sitio; si te lo quitas y lo conviertes en patinete serás un tipo rápido en calzoncillos; si debajo del cinturón-patinete llevas otro cinturón por si usas el primero la funcionalidad se pierde y con ella se va su sentido. O sea, que prefiero ser un tipo rápido en calzoncillos que un tipo lento con dos cinturones (normalmente soy un tipo sentado en calcetines).

Lo que quiero decir es que me parece una muy buena idea que hay que pulir. Además, me gusta el nombre del tipo: Ádám Török. Tiene fuerza. Podría ser un Vengador con un cinturón-patinete. Uno de esos de la reserva de S.H.I.E.L.D. Lo veo, gente, lo veo.

Visto en Oh Gizmo!

El Taburete de Control

El Taburete de Control es la herramienta definitiva para aquellos que cuentan las calorías que comen y los litros que beben. Cierto es que podemos hacernos una idea de nuestra alimentación restando el peso de las deposiciones, aunque eso supone disponer de una fría balanza en la que apoyar el culo acompañada de un notario, algo que no está al alcance de todos.

Lo bueno del Taburete de Control es que nos da la información en tiempo real, en el mismo momento en el que los alimentos pasan a formar parte de nuestro yo más íntimo (el del estómago, claro). Tiene que ser toda una experiencia comer y escuchar el crujido de la aguja mientras va girando hacia la derecha sin misericordia, arrastrándonos hacia un abismo insondable del que no podremos salir jamás; y eso contando con que podamos entrar, algo que depende de la circunferencia de nuestra cintura, que en esos momentos estará generando un campo gravitatorio a su alrededor con diversos satélites orbitando sin grandes pretensiones (las aspiraciones de un satélite son más bien pocas).

Pero, como sabemos, los usos de un taburete son múltiples y hay uno que destaca entre todos ellos: su función de arma de mano en las peleas de bar. Si somos lo suficientemente rápidos podemos golpear con el taburete y mirar la aguja para saber cuánto le pesa la cabeza al tipo que ha recibido el impacto, recibiendo un nivel de gloria equivalente a dicho peso.

Visto en Like Cool

Un bol para sesos de mono. Haciendo el Indy en la mesa [Actualizado]

[Actualizado] Ya lo tenemos a la venta en QueLoVendan.com

Indiana Jones y el Templo Maldito. Escena de la comida. El manjar: sesos de mono. ¿Quiero probarlos? No. ¿Queréis probarlos? No lo sé. ¿Es Kate Capshaw provocadora de un gran palotismo por mi parte? Sin duda. ¿Y por la vuestra? Probablemente. ¿Es Indiana Jones provocador de un palotismo heterosexual por mi parte? Claro, hombre. ¿Y por la vuestra? Por supuesto. No lo neguéis, tunantes. ¿Volvemos a hablar de monos? Mejor. ¿Alguien hizo aquel pastel de cerebro de mono? Supongo que no. ¿Alguien querría tener un flamante bol con forma de cráneo de mono como el que sale en la película? Sí. ¿Qué porcentaje de la población? Todos aquellos que merezcan seguir existiendo. ¿Haremos todo lo posible para traerlos a Ya lo tenemos a la venta en Quelovendan? Desde luego. Los monos voladores ya están surcando los cielos en busca de hermanos decapitados. ¿Es esa una medida cruel para los trabajadores? Sí. Pero se llevan un plus. Y Harrison Ford también les pone palotes.

Comprar en QueLoVendan

El gato-tiburón que galopaba una roomba se pasa a las alfombras mágicas

Imposible no recordar al gato disfrazado de tiburón galopando una roomba, ¿verdad? Bien, pues ha vuelto. Y esta vez se ha disfrazado de Yasmine y ha sustituido la roomba por una alfombra mágica. Lo que no ha cambiado es su cara, siempre lindando entre la comodidad y el hastío irrefrenable como si toda su vida fuera un domingo por la tarde.

Gastar más palabras es inútil: vais a ver el vídeo, vais a decir AWWWWWW, os vais a derretir y vais a olvidar todo cuanto escriba aquí. Os voy a dejar también una especie de recopilación (un Libro de Hazañas, más o menos) que incluye la canción del gato. Sí, tiene una canción. ¿Qué esperábais? Es un gato disfrazado de tiburón galopando una roomba; se merece un monumento y un puesto de director general de un banco.

Visto en Incredible Things

Libro de actividades satánicas para niños

El libro de actividades satánicas para niños incluye todo tipo de juegos y pasatiempos para que los pequeños vástagos de Lucifer aprendan a adorar el mal desde la más tierna infancia. Y está bien porque, ya que van a hacer maldades, por lo menos que haya una metodología detrás.

Ha sido creado por la gente de The Satanic Temple de Florida, que, aunque no lo parezca, no son satánicos. O por lo menos eso dicen. En fin, para no ser satánicos tienen una página web con una temática un tanto peculiar.

Su propósito es velar por la libertad de elección de religión en las escuelas para usurpar el monopolio de la fe a los cristianos. Al fin y al cabo tampoco lo usan para nada. Ah, qué tiempos aquellos en los que uno volvía del trabajo un miércoles por la tarde sin más pretensiones que seguir muriendo poco a poco y se encontraba una hoguera con una bruja ardiendo en su interior y una multitud enfervorecida. Ya no dan ese tipo de sorpresas que te alegraban el día.

Por cierto, hay rumores poco creíbles que aseguran que los libros de actividades satánicas se introducirán en algunas escuelas de Florida. Supongo que no ocurrirá y si ocurre será durante diez minutos, pero seguro que son diez minutos hilarantes.

Visto en Topless Robot

 1 2 3 4 ...276 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}