Qué lindos son los juguetitos que regalan en los huevos Kinder Sorpresa. Siempre nos asombramos de la habilidad de sus diseñadores para hacer que esos cacharritos acaben entrando en los pequeños huevos de plástico. La única pega es que los objetos en cuestión suelen estar destinados a un público de edad ciertamente reducida.

Pero ya no, la popular empresa italiana intenta ampliar mercado y dirige sus productos a un público más maduro. Como ejemplo, veamos la novedosa línea Kinder Rasta, con la que el fabricante viene a darle un nuevo y espectacular sentido a la frase "huevo de chocolate". Sí, bueno, el ejemplo de la foto es más bien un "huevo de maría", pero no dudéis de que existe también la versión resina.

Actualizado
Kike nos apunta sabiamente que en realidad todo el huevo es de resina. Investigando un poco hemos descubierto que lo que le pasó a este niño es que se comió uno enterito, pensando que era normal.

Visita nuestra tienda de cacharrería erótica original
No Puedo Creer... Que Lo Vendan... X