Cuántos de vosotros añoraréis esos momentos de la infancia en los que vuestros padres os montaban en el carrito de la compra cuando os llevaban con ellos al súper... Ahora podréis volver a sentaros en uno, aunque no sea exactamente igual que cuando lo hacíais de pequeños.

"Annie the shopping trolley" es el nombre elegido para estas originales sillas, hechas con carritos de la compra. Son obras exclusivas del diseñador Max McMurdo para la tienda Reestore.

Tan exclusivas, tan exclusivas, que cada silla cuesta 724 euros. Así que el que quiera una le recomiendo meter 1 euro en el carrito del supermercado, y arrear a casa con él.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan