Si decíamos que este cubo de rubik era la pesadilla de los rubikeros, es que no habíamos visto este otro, creado por Andrew Cornier y montado por Jason Smith.

Llevó 75 horas su construcción y tiene 975 partes individuales. 12 caras con 101 piezas cada cara, lo que hace un total de 1.212 "cuadraditos" de colores de diversos tamaños. Teniendo en cuenta que el cubo normal solo tiene 54, hagan cálculos. Una locura.

A ver quien tiene lo que hay que tener para resolver uno de estos. Y no, no hablo de huevos, sino de paciencia y tiempo libre infinito.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan