Los altos cargos de LEGO van a tener unas tarjetas de visita muy especiales. Y es que sus nuevas business cards son unos muñequitos de LEGO totalmente personalizados para que se parezcan a sus dueños, en los que llevan grabados los datos del empleado

Al ser unas tarjetas de visitas no muy baratas de hacer, solo un puñado de ejecutivos y encargados de relaciones públicas de la marca, podrán llevar estas tarjetas de visita.

Aunque claro, si los empresarios normales pueden llevar 100 tarjetas de visita sin problemas, no me imagino yo a los representantes de LEGO con los bolsillos llenos de muñecotes. Aunque ver la cara de la gente cuando le das tu "tarjeta de visita" de esa forma, no tiene que tener precio.

Voy a buscar en mi baúl de los recuerdos a ver si encuentro alguna pieza de LEGO a la que pintarle con rotulador mi correo electrónico.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan