Las mesas de billar ya no tienen que ser tan, estéticamente hablando, tan retro y viejas. Ya pueden ser una pieza de diseño como cualquier mesa de comedor. Y más si hablamos de la mesa de billar transparente.

Llamada G-1, esta mesa de billar está hecha de crista y acero y proporciona la misma jugabilidad que una mesa de billar convencional. Esto es posible gracias a una superficie patentada llamada Vitrik, que recrea a la perfección las características del conocido tapete verde las mesas de billar. Esta superficie, incluso mejora la flotabilidad de las bolas, por lo que se mueven más precisamente.

Y para que sea resistente, se juega sobre un cristal de 15 mm de grosor, por lo que es 5 veces más resistente que el cristal convencional.

Todo un lujo solo apto para pocos bolsillos, ya que la mesa de billar de diseño cuesta casi 30.000 dólares.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan