Tras un fin de semana en el que creía que iba a morir por perder el cargador del portátil, vuelvo a la carga. Y nada mejor que un buen abrigo para combatir la ola de frío que nos está visitando estas semanas. Pero claro, no iba a ser un abrigo cualquiera, sino un abrigo de osos de peluche.

El autor, Sebastian, ya es un conocido del blog, ya que también es el autor de la lámpara-pato.

El abrigo, está hecho con ositos de peluche aunque no nos dice ni cuantos ositos han sido descuartizados, ni cuanto costaría ni nada de nada. Sólo sabemos que, de momento, sólo existe un abrigo. Y por lo visto, tiene pinta de ser calentito. Y encima va a juego con las sillas de peluches.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan