Las señoritas miedosas o los kinkis más chungos estarán de enhorabuena. Ya no tendrán que usar esprais de pimienta o puños americanos normales para defenderse o pegar palizas. Ahora pueden tener dos de los elementos de defensa/ataque cuerpo a cuerpo más efectivos, en uno solo. Hablamos de un puño americano con descarga eléctrica.

Así que, te lo pones en la mano, como un puño normal y corriente, y lo enciendes. Cada vez que golpees a alguien, además del propio golpe, recibirá una descarga de 950.000 voltios (de muy bajo amperaje). Y eso, por muy flojo que pegues, dolerá.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan