La finalidad de este invento es evitar el tener que chupar el hilo una y otra vez para intentar enhebrar la aguja sin éxito.

Woo Moon-Hyung ha ideado estas agujas, hechas en un metal más flexible que el resto, de manera que si presionamos la parte superior de la aguja se agranda la abertura por la que tenemos que introducir el hilo, facilitándonos así esta ardua tarea.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan