Con esto de la crisis hay que ahorrar como sea. Y uno de los sitios donde podemos empezar es en la oficina. Nada de ir a desayunar/almorzar al bar de la esquina. Hay que llevar el desayuno o almuerzo de casa. O incluso la comida. Pero claro, ésta se quedará fría y, salvo que tengáis microondas en el trabajo, perderá toda su gracia.

Pero ahora tenéis una gran solución vía USB. Se trata de una bolsa que se conecta al puerto USB de tu ordenador y que puede mantener la comida a unos 60º Centígrados, por lo que aunque tengas una reunión inesperada, podrás tener un plato caliente para comer. Bueno, siempre y cuando tengas un ordenador a mano.

Una brillante idea de (quien iba a ser si no) de los japoneses, posiblemente los que más trabajen del mundo.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan