Tal como está acabando el año 2008, sufriendo una de las mayores crisis económicas de la historia moderna, nada parece indicar que el 2009 vaya a ser mejor, al contrario, los que creen saber de esto presagian grandes desastres y terroríficas consecuencias para ese periodo.

Así que mejor ponerle al mal tiempo buena cara y conseguir este simpático, estimulante y tranquilizador calendario de pared. Doce fotos para doce meses con un denominador común en cada una de ellas, una escena idílica con la presencia destacada de una magnífica mierda de perro, para no olvidar en ningún momento que la vida puede ser maravillosa.

Estas son cuatro muestras, correspondientes a los meses de febrero, junio, septiembre y diciembre.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan