Dormir en pareja puede convertirse en un problema. Y más cuando una de las dos personas tiene problemas de sudoración, porque digan lo que digan despertarse a las cuatro de la mañana con el cuerpo mojado de sudor de otra persona no es agradable.

Por esta razón se ha creado esta alarma de muñeca o tobillo. Sólo hay que amarrarla a la parte que más sude y echarse a dormir. Cuando la persona sudorosa empiece a transpirar la alarma emitirá sonidos y vibraciones hasta que esta despierte.

Por supuesto, es un artefacto un poco puñetero (desde luego no asegura una noche tranquila ni de sueño continuado). Pero por amor hay que sacrificarse.

Aunque, ahora que lo pienso, lo de dormir en camas separadas tampoco es mala idea. Pero es menos romántico.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan