Si hacer maquetas o dioramas os parece algo que sí, puede ser entretenido, pero le falta una gran dosis de morbo para ser realmente divertido y excitante (aclaro que lo digo con fina ironía), aquí tenéis la solución: dioramas con las catástrofes más famosas.

Sólo tenéis que ir a esta dirección y bajaros uno de los dos (de momento) modelos disponibles: el Titanic a punto de hundirse sin remisión, y el Hindenburg estallando en el cielo.

Un pasatiempo como otro cualquiera, que, aunque parezca lo contrario, también es educativo porque ayuda a conocer mejor la historia. Ahora sólo hay que esperar que los responsables de esta maqueta también incluyan dioramas con el hundimiento del Bismarck, una ambiciosa reproducción de Dresde durante su bombardeo o la maqueta del hongo nuclear de Hiroshima.

Véase también Titanic hinchable, Armas de papel
Visto en Boing Boing

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan