Parece que hoy la cosa va de disfraces. Si os gustó el de Boba Fett, con éste te vas a mear en los pantalones.

Y es que un fan muy fan de Iron Man se ha construido su propia réplica del traje de Tony Stark con fibra de vidrio y plástico flexible.

El traje es perfecto para una persona que mida sobre 1,90, que pese como mucho 100 kilos y que tenga una cintura de no más de 90 centímetros. Vamos, que está hecho especialmente para mí, así que olvidaros de preguntarle si os lo regala, que ya lo acabo de hacer yo.

Sin duda, el mejor disfraz casero jamás construido y las fotos lo demuestran.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan