Los extintores son necesarios, pero es que son tan poco atractivos... menos mal que en Japón han pensado que lo práctico y lo "bonito" pueden darse la mano. Así ha sido este en particular, que tiene la forma de una flor, se adhiere magnéticamente al frigorífico y apaga el fuego de la cocina con sólo poner los pétalos encima. ¿Queréis ver una prueba? Ahí va:

Y, además de apagar el fuego, te hace unas gachas que no veas. La mar de práctico.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan