mega-megafonos

Era una cuestión de tiempo que algún aspirante a profesor Frink acabara imitando a Bart Simpson, colocando varios megáfonos en serie con la intención de provocar un desastre auditivo que pueda afectar a toda una población de tamaño mediano.

Las mala noticia es que las leyes de la física que rigen en los episodios de Los Simpsons no son exactamente las mismas que las que conocemos en nuestra realidad...

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan