ciberbesos

Estamos aún lejos del sueño de un cibersexo integral y realista. Si a estas alturas del siglo XXI aún no hemos conseguido algo que se acerque mínimamente a propuestas del estilo de Westworld, es difícil ser optimista.

ciberbesos-2

Quizá tengamos que dejar de ser tan ambiciosos y focalizarnos en reproducir experiencias eróticas más sencillas como, por ejemplo, el beso sin lengua (o con poca lengua).

Esta propuesta se llama Kissenger, una evolución de un modelo anterior que, en este caso, aporta mejoras técnicas y el valor añadido de poder ver besar a esa superficie versátil de silicona mirando directamente la imagen de nuestro partner en el smartphone al que se conecta el dispositivo.


Visto en Creapills

Visita nuestra tienda de cacharrería erótica original
No Puedo Creer... Que Lo Vendan... X