Supongo que uno podría encontrar una forma mejor de vestirse que cubrirse con un capítulo que trata básicamente de la familia Dursley, los repelentes familiares adoptivos de Harry Potter, pero a RoobyLane le ha parecido lo apropiado y, viendo el resultado, no se lo vamos a discutir. No se ha aclarado si el vestido es mágico o si salen búhos de debajo de la falda, aunque para eso no hace falta más hechizo que el de la abstinencia.

Como complemento, también disponemos de la bolsa a juego con el vestido que, siendo honestos, no llama tanto la atención. Para las interesadas, decir que se pueden hacer con ambas por unos 70 euros.

Visto en Fashionably Geek

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan