Para Roza Khamitova ha llegado el momento de desplegar las alas y volar, o por lo menos correr por el campo aleteando hasta dar con una mina antipersonal. Roza ha diseñado estas capas mágicas que te otorgan el poder de hacer que la gente te mire como si estuvieras completamente loca. Y, sorprendentemente, las vende mucho (claro -diría mi abuelo con la sonda de orina en su regazo, hay mucha pájara por ahí suelta).

Reconozco que me gusta mucho el diseño y se echa en falta una versión de alas de dragón o de algo que escupa fuego o, no sé, algo que mole (en serio, ¿un búho?). Además, es la típica prenda comunitaria que todo el mundo te pide para hacer el energúmeno un rato y, siendo honestos, no llega a durar tres noches. O sea, que está bien, pero dentro de un círculo social cuyos miembros no estén sometidos a las inclemencias de la estupidez.

Y sí: me veo en la obligación de poner este vídeo para anticipar un poco la evolución de las capas de búho. Que no se diga que nunca fui un visionario.

Visto en Geekologie

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan