Aunque a primera vista lo primero que parece Onewheel es el último grito para los skaters, en realidad su concepto tiene mucho más que ver con el surf urbano. Sus creadores aseguran que querían saber lo que era surfear la ciudad y, tras cinco años de duro trabajo, han conseguido dar con el prototipo que les permitirá hacerlo.

Onewheel funciona de forma muy sencilla: una vez subido en él y tras haberlo encendido y cargado, Onewheel avanzará hacia el lugar donde sienta más peso corporal. Supongo que con el tiempo aparecerán virtuosos que hagan espectáculos con él, pero la idea es que sea un medio de transporte más o menos tranquilo, para aquellos que piensan que usar un segway te convierte automáticamente en el tipo malo de la película.

Visto en Geeks are Sexy

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan