Vigo es un dispositivo que se acomoda en tu oído y enfoca a tu ojo. Mediante el uso de sensores y acelerómetros establece unos parámetros según las veces que parpadees y la intensidad de cada parpadeo; una vez se establecen dichos parámetros, Vigo estará más que dispuesto a avisarte de cuándo te estás quedando dormido.

El usuario puede elegir de qué forma es avisado: vibración, encendido de LED o canción (Vigo está conectado al móvil para usar los parámetros). Supongo que la opción vaporizar ácido sulfúrico directamente al ojo no contó con muchos apoyos entre los programadores y, ojo, lo entiendo porque puede ser molesto cuando se conduce. Pero como opción para activar cuando uno está en casa frente al ordenador no está mal. Te echas unas risas. Contigo. Solo. Con media cara. Ya sabéis, para no acabar masturbándose como siempre.

Visto en Gizmag

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan