Los gusanos de arena de Dune (o Shai-Hulud) son criaturas terribles donde las haya, llegando a los 400 metros de longitud. El disfraz de gusano de arena de Canida no mide esos 400 metros, claro, porque harían falta 300 personas para llevarlo y de esas 300 alrededor de 250 estarían enterradas bajo tierra buena parte de la fiesta. Nadie ha dicho que en el subsuelo uno no se pueda divertir, pero si es de esas fiestas en las que hay que pagar entrada, bueno, quizás haya que inventar algún sistema para que la comida y la bebida llegue hasta el último tipo de la cola (todo un héroe, por otra parte).

El disfraz es fácil de hacer si uno sigue los pasos de Canida. Además, como todo disfraz que termine en una boca gigante, uno puede jugar la carta de ¡ay, que te como! con todas las mujeres de la fiesta. Alguna caerá. Y si no, sabes que tienes 299 personas atrás a las que tentar en un ejercicio de retroalimentación literal.

Visto en Technabob

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan