Cigarrillos de oro... ese concepto de repercusiones cósmicas que es la panacea del glamour fumeta, el Ferrari de los macarras, el traje de Super Mario que combina la estrella, el mapache, las bolas de fuego y el kart, el sueño de todo narcotraficante malote de las películas con menos presupuesto que la comunidad de vecinos de un dúplex.

Ahora ese concepto es real.

La gente de Shine, tras largos y humeantes períodos de experimentación en ambientes más o menos controlados y basados en el método este no sirve pero vaya globo llevo, ha dado con la fórmula exacta para hacer papel de liar de oro de 24 quilates. Resultan algo caros (unos 70 euros por un pack de 12 librillos), pero quizás merezca la pena alardear en alguna fiesta de tener cigarrillos de oro.

Puede haber dos resultados inmediatos: o la gente se anima y te considera el amo del lugar o la gente se anima y te da una paliza por chulo (o, como dicen en Japón, un bukkake sólido). Sea uno u otro, está claro que uno llama la atención con esto. La opinión que puedan tener los pulmones al respecto podrá ser considerada después, más o menos en el momento en el que aprendan a hablar.

Visto en Like Cool

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan