Si vivís cerca de California os podréis hacer con este maravilloso engendro al que yo llamo coche doble a pesar de estar formado por dos mitades de coche, que en realidad sumarían un coche; pero si se lo compara con cualquier otro coche uno descubrirá que no es igual porque el Coche de Dos Mitades de Coche (esto es más correcto) te permite dar las largas a los coches de atrás, lo que eleva tu potencial asesino de forma considerable.

El precio ronda los 2.000 euros y parece que no es sólo una cuestión de estética; puede ser conducido desde cualquiera de los dos frontales. Pero el asunto que realmente importa aquí es que el coche no tiene final. Al no poseer una parte de atrás, no podemos asegurar que el coche como tal acabe ya que tiene dos principios. No se pueden delimitar las fronteras que forman un coche. Así pues, si mi teoría es correcta, estamos ante algo nuevo, un coche infinito. O sea, que aparques donde aparques te toca zona azul.

Visto en Oh Gizmo!

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan