En mi experiencia, una vez la pizza es devorada la caja que la albergaba puede servir de cualquier cosa imaginable: desde ceniceros hasta recogedores improvisados pasando por tableros de un juego de mesa también improvisado; hasta he despertado en una casa post-fiesta para descubrir con horror que la gente guardaba sus calcetines en ella. Y luego me volví a dormir, claro.

Pero lo que nos ocupa hoy es infinitamente más práctico. Con las siguientes instrucciones podréis construir un práctico y barato soporte para el ordenador portátil con sólo una caja de pizza. La idea es de Ilya Andreev y es muy singular. En su página hay más fotografías que os podrán ser de ayuda.

Visto en Foodiggity

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan




 
Regalos originales Da de la Madre
El Domingo 4 de Mayo es su día.      Haz caso a tu Madre (clic aquí)