El Monopoly es uno de esos juegos que tiene ganada la fama de ser "muy largo". Diría que esa es la excusa perfecta de los que no tienen ganas de jugar. En estos casos, el argumento en contra puede ser este: "Piensa que, si tienes suerte, puedes ganar en menos de medio minuto".

Si, como es previsible, el interlocutor te mira con incredulidad, aprende aquí cuáles serían los movimientos y cartas que tendrían que salir para que una partida terminara así (es para la versión en inglés, pero se puede deducir fácilmente lo que correspondería en otros idiomas)

Pero, seamos realistas, en el 99.9% de los casos las partidas de Monopoly son largas y es un juego que ya está muy visto. Hoy en día hay juegos de mesa modernos y más divertidos, como bien nos cuentan regularmente nuestros amigos de JugamosUna (Recommended by NPC)

Visto en Neatorama

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan