Pues sí: la fragancia Prends Moi grita a los cuatro vientos que es capaz de hacerte adelgazar sin necesidad de usar chándal, algo que siempre es de agradecer. El perfume libera unas endorfinas presentes en la piel que mandan un mensaje de relajación al cerebro, provocando una sensación de masaje. Ciertos elementos del propio perfume, como cafeína o carnitina, hacen las veces de adelgazante.

Parece que las que la han probado pierden la necesidad de comer entre horas y vagan como almas en pena por parajes yermos y grisáceos mientras sufren oleadas de placer que les hacen desear un ganchito hasta que la carnitina hace efecto, dejan de sentir hambre y se alinean en una fila directa hacia el próximo barranco, como Lemmings sin un puntero que les guíe.

Pero claro, eso no lo dicen los estudios.

Visto en Unique Daily

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan