Estas lámparas de pie son obra de Whatshisname. Como podéis ver, representan a perros descomiendo de forma tranquila y transmitiendo esa calma interior, esa paz que sólo se siente en el excusado o tras un estornudo (siempre después de expulsar algo, en cualquier caso).

El funcionamiento de la lámpara es, bueno, el de cualquier lámpara. Su peculiaridad radica en el interruptor: por supuesto, es una mierda de perro en toda regla. Tendremos que pisarla (con el pie, preferiblemente, para evitar imágenes extrañas) y no dará suerte, pero dará luz. O ambas, porque los golpes de suerte hay que verlos venir para aprovecharlos.

Hay un mito girando por el mundo que establece que uno puede "cortar" el proceso del perro uniendo sus dedos índices como ganchos. He de decir dos cosas al respecto: la primera, que no es probable que ese gesto sirva para apagar la luz; la segunda: nuestros mitos son muy pobres.

Visto en Laughing Squid

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan