La ausencia o preponderancia del pelo en el pecho es uno de los temas más usados por el hombre a través de la historia, siendo objeto de debate en numerosas liturgias dominicales así como en los ambientes más intelectuales de palacio.

No voy a entrar en ese debate, pero está claro que mostrar el pelo del pecho está mal visto en la mayoría de ambientes laborales salvo honrosas excepciones (como en los centros de depilación, en los que, de hecho, es muy querido, además de ser símbolo de tener una amplia cartera).

La corbata sincera es la solución para aquellos que desean presumir de pelo en pecho pero están sometidos al protocolo. Una forma más de combatir la represión y liberar el espíritu de las cadenas de la sociedad, un arma certera contra el buen gusto, una vía de escape para gritar al mundo que todo eso es tuyo pero estás dispuesto a compartirlo. Claro que sí.

Visto en Picture is unrelated

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan




 
Regalos originales Da de la Madre
El Domingo 4 de Mayo es su día.      Haz caso a tu Madre (clic aquí)