Viajar atrás en el tiempo, si no tienes un DeLorean convenientemente tuneado (este no sirve), es difícil, pero no imposible.

Puedes hacer un intento introduciendo tu iPad de última generación dentro de la funda Padintosh, una carcasa con el diseño del mítico Macintosh de 128K, el que fuera revolucionario computador a principios de los 80. A lo mejor, y sólo a lo mejor, cuando pulses el botón de encendido, la magia de Apple te transportará a aquel mundo maravilloso donde los bits de una placa de memoria se podían ver con una lupa.

Si el intento fracasa, consuélate presumiendo delante de los geeks más jóvenes e inexpertos, con esa pantalla en escala de grises "encendida" y el disquette preparado para ser extraído.

No, no es perfecta; tu iPad seguirá siendo excesivamente delgado comparado con el Mac original. A cambio, tienes la ventaja de que la carcasa es compatible con la "Smart Cover" del iPad 2.

Padintosh, funda para iPad2

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan