Parece que el tito Jobs se llevó los ventiladores de mi Macbook al cielo (o al infierno) y ahora tengo una fiesta de ruidos raros cada vez que intento hacer algo útil. Así que quiero que conste que escribo esto desde el rencor.

Milos Paripovic ha diseñado este retrete imitando el logo de Apple. Es una sátira, claro, pero estoy seguro que más de un fanboy estará desatornillando el fiel Roca para hacer espacio. Paripovic ha hecho suya la frase de Baudelaire "hay que ser sublime sin interrupción", incluso a la hora de descomer. Como todos los productos de Apple se sincronizan y montan ese micromundo tan suyo, es de suponer que el iPoo incluirá funciones informativas con datos en tiempo real acerca del elemento caído: densidad, grosor, diagnóstico médico, etc. Todo ello enviado automáticamente a la nube, al iPhone, al portátil, y provocando mensajes de la propia Apple felicitándonos por hacer las cosas bien o, en caso de haber soltado un material deplorable, una bronca tratando los problemas estomacales del alcohol.

Respecto a la cisterna con forma de rabito de manzana, una cosa: me parece un error tremendo. No se puede apoyar el café, ni el cenicero, ni los esqueletos de papel higiénico ni el Necronomicón. Así no puede uno hacer las cosas a gusto.

Visto en Gizmodiva

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan