Si hay algo por lo que realmente merece la pena la vida es por las benditas patatas fritas. Ahora, con el French Fry Lip Balm, ese fruto de los dioses está mágicamente concentrado en una barra que te servirá de bálsamo labial. A priori, un concepto que pega menos que un post-it de segunda mano, pero que, en la práctica debería ser todo un éxito. El eslogan sería "A partir de ahora tendrás que llevar ketchup a las citas".

Aprovecho para narrar una de mis teorías históricas. Según las creencias cristianas, Adán y Eva fueron tentados por la serpiente para que comieran del fruto prohibido. Obviamente, no hay quien se crea semejante patraña. No te vas a jugar la expulsión del paraíso por una triste manzana golden, yo creo que les tentó con patatas fritas, que tiene mucho más sentido. Alguien de arriba cambió el relato para que no se conociera la aterradora verdad. Que montaron una macro barbacoa con las costillas de Adán.

Al contrario que en otros casos, lo que está claro es que siempre podrás decir que este bálsamo es una patata. La pregunta que me corroe por dentro es, en un momento de debilidad hambruna ¿se puede dar un mordisquillo torcido a la barra?

Visto en Likecool

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan