Quienes aman la lectura saben lo importante que es encontrar un sitio propicio para disfrutar de un buen libro, sin distracciones, cómodo, acogedor... Al invento de hoy además le añadimos el calificativo de "útil". Como se puede ver en la imagen, esta rueda gigante sirve como estantería para guardar los libros pero además es una cómoda tumbona con iluminación propia.

Claro que puestos a darle usos frikis a todo, esta librería podría ser utilizada también como lugar de culto donde almacenar todo tipo comics, incluso videojuegos con sus consolas y todo. Ya me estoy imaginando viciado a un simulador de conducción dentro de esta rueda gigante. Placer divino al alcance de un mortal.

Visto en Technabob

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan