Pues no te preocupes, porque acabamos de encontrar la solución a todos tus problemas.

Ya no tendrás que cogerte la talla de la más grande y meterte calcetines en la otra. Bastará con que te compres un par de medios sujetadores de Fruit of The Loom, e intercambies las copas.

copas

Estos sujetadores tienen la peculiaridad de que se atan por delante y por detrás, indistintamente, y se venden por separado, de manera que puedas comprar diferentes tallas para cada pecho.

Aunque, sinceramente, si ya es un infierno emparejar calcetines, no os quiero ni contar la locura que sería tener que emparejar también los sujetadores...