Los niños más afortunados tienen un jardín con una "casa en el árbol" para jugar. Otros, se tienen que conformar simplemente con una habitación secreta dentro de casa. Pero para que éstos últimos no se sientan frustrados por no tener un árbol, aquí les presentamos una solución ingeniosa y divertida: Una habitación secreta a la que se entra a través de un armario.

habitacion-secreta-armario

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan