Si quieres beber con cerebro, tan sólo tendrás que hacerte con un Brain Freeze.

Brain-Freeze

Se trata de un molde de silicona para hacer hielos con forma de cerebritos. Está diseñado por Chris Haines, y de cada uno se pueden sacar cuatro piezas de hielo.

Al verlos dentro de la copa, me he acordado de los chupitos llamados "cerebritos". ¿Su precio? 6 euros.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan