De todos es sabido que los tíos tiene fácil la tarea de evacuar líquidos. Vamos, que podemos mear prácticamente donde queramos. Pero claro, no deja de ser una guarrada andar meando por portales, ruedas de coches, esquinas o dios sabe donde. Por eso, tener un aseo portátil, allá donde vayas es un lujo. Y si encima el aseo te cabe en el bolsillo, mejor que mejor.

No estamos de broma, ya que esto existe. Se llama TravelJohn y son unas bolsas en las que puedes mear con tranquilidad.

Lo más impresionante, es que la orina no quedará líquida, sino que al entrar en la bolsa, al contacto con una sustancia, se transformará en un gel sólido, de forma que no goteará. Solo tendrás que llenar la bolsa y tirarla a la papelera o contenedor más cercano.

18 bolsitas de estas por 12 dólares. Así que a ver si ya terminamos con la fea costumbre en los festejos locales de ir meando en los portales.

PD: escribir este post me ha provocado unas ganas irremediables de ir al aseo.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan