Después de los ataques feministas que recibimos tras publicar el futbolín de Barbies, ahora me temo que suceda algo parecido. En este caso, con alguna organización que proteja los derechos de las mujeres... mayores.

En nuestro descargo tenemos que apuntar que creemos sinceramente que la Granny Table Football puede ser una forma divertida de que las abuelas pasen unas horas divertidas jugando con sus nietos.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan