El inocente patito de goma de toda la vida se ha convertido en un elemento masturbador de primer orden. Viene en cuatro modelos: bondaje, diablillo, pirata y gatita, pero todos tienen la misma funcionalidad: les apretas la espaldita y comienzan a vibrar. Obviamente son resistentes al agua y no se ahogan si pasan un buen rato sumergidos ;-) así que una bañera llena de agua jabonosa y perfumada será el mejor hábitat que les puedas ofrecer.

Y si te da apuro tenerlos en tu cuarto de baño, quizá te interesen estas otras versiones de masturbadores más discretos, que ofrecen misma funcionalidad pero de forma aún más sutil.

Todos están disponibles en nuestra tienda QueLoVendan.com con un descuento del 5% usando el cupón ME_GUSTA_NPC ;)

Tienda QueLoVendan.com

Visita nuestra tienda de cacharrería erótica original
No Puedo Creer... Que Lo Vendan... X