Este pisapapeles con forma de aspirina es el ideal para esos estudiantes que actualmente se encuentran hincando los codos para sacar los últimos examenes del curso adelante y que, bien seguro, tendrán algún que otro dolor de cabeza.

Aunque también puede ser empleado para decorar la mesa la consulta de algún doctor. Eso sí, crucemos los dedos para que no se enfade y nos la tire a la cabeza, porque tiene 16,5 centímetros de diámetro, que se dice pronto.

Cuesta 11 euros, aunque ya podían regalarlo al comprar una cajita de aspirinas en la farmacia, o con la caja de preservativos, para evitar posibles dolores de cabeza.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan