Mobiliario a partir de hongos

La relación del ser humano con las setas siempre ha sido complicada: es posible encontrar una sabrosa y jugosa, pero normalmente o es venenosa o te hace ver elefantes surcando el cielo en bicicleta mientras cantan una marcha fúnebre. No pocas parrillas han acabado con comensales dándose un baño en una piscina sin agua, invocando a Chtulhu mediante el sacrificio de una salchicha o simplemente riendo mientras se acarician el pelo.

La relación del ser humano con las setas siempre ha sido complicada, pero no para Phil Ross. Este artista hace crecer hongos en cualquier sitio, los modifica, los cuida, les enseña el camino por el que crecer y los convierte en mobiliario útil. Sus sillas son quizás lo más representativo, pero en su blog podréis ver bloques de hongos que pretende usar como materiales de construcción para edificios.

Así que sí, es probable que en el futuro podamos vivir en lugares comestibles. Eso simplificaría las hipotecas; todos los meses tendrías que sacrificar un ala de tu casa para dar un banquete a los banqueros, sí, pero por lo menos sabes exactamente lo que debes: ese ala.

Visto en Neatorama

Paraguas con Bluetooth integrado, para que no te lo olvides

Davek Alert Umbrella es el nombre de un proyecto cuyo objetivo principal es evitar que vuelvas a perder el paraguas. Esto es posible gracias a un chip de proximidad que contiene en su mango, y que envía un aviso a tu smartphone en cuanto te alejas unos metros de él.

Una funcionalidad interesante, pero sin duda mejorable. Esperemos que en próximas versiones planteen la posibilidad de que el mismo paraguas consulte la predicción meteorológica a través del smartphone y te avise, antes de salir de casa, de la necesidad de que lo cojas o no.

Eso sí que sería práctico y un buen ejemplo de eso que está tan de moda ahora y que llaman "el internet de las cosas".

Visto en LikeCool

Trapos de cocina de sushi

Los trapos, probablemente sean los elementos menos respetados que podemos encontrar en la cocina; siempre tirados en algún rincón, u ocultos en los cajones, para no desentonar entre el resto de monerías que sí que dan prestancia a nuestra cocina.

Pero esto empieza a cambiar, en este caso, de la mano del diseñador Jenny Pokryvailo. Sus trapos de cocina de sushi son una buena muestra de ello. Tras secar la vajilla no querremos ocultarlos detrás de la puerta, sino que los enrollaremos cuidadosamente para componer espectaculares rollos de maki sushi que quedarán perfectos en la encimera, a la vista de todos.

Visto en Incredible Things

Pulsera WankBand, másturbate y recarga tu dispositivo a la vez

He aquí la solución a uno de los problemas que, desde el advenimiento de Internet y los reproductores portátiles de vídeo, tiene a gran parte de la Humanidad transtornada. Concretamente, a los millones que se pasan la mayor parte de su tiempo de ocio mirando vídeos porno mientras sostienen con una mano la pantalla y agitan frenéticamente la otra.

¿El problema? Evidente: la reproducción de vídeo en esos cacharritos consume sus baterías a una velocidad endiablada, tanto que en muchas ocasiones el estrés al ver que la pantalla va a "acabar" antes que nosotros nos amarga la sesión de autocomplacencia.

Por si eso no fuera suficientemente grave, hay que añadir el desasosiego que sufrís muchos al ser conscientes del consumo desmesurado de energía no renovable que realizan esos aparatos electrónicos. Me refiero a la ecología y esas cosas, no a la factura eléctrica. Bueno, a eso también.

De todo esto es consciente el conocido portal PornHub, y por eso están desarrollando lo que han dado en llamar WankBand, la pulsera que contiene una batería que se recarga con el movimiento del brazo, y que conectada al dispositivo... bueno, creo nuestro viejo amigo Pijus Erectus, que nos ha filtrado la noticia, lo explica mucho mejor:

"Con esta pulsera nuestra actividad en solitario preferida servirá para recargar la batería del móvil, con lo que podremos ver más porno y poder seguir recargando la batería, en una depravada espiral de vicio que sólo puede ser interrumpida si somos tan afortunados como para conseguir autofelarnos."

Ahora solo nos queda esperar que el proyecto se haga realidad y que el escuadrón de monos voladores que lanzaremos en su busca tenga éxito y podamos tenerla pronto en QueLoVendanX.com para vuestro uso y disfrute.

Gracias a Pijus Erectus, que lo vio en Xataka

Taza Monstruo de las Galletas

Esta taza representa a Triky, nuestro querido monstruo de las galletas, y está pensada para gente que no quiera ser como él. Como se puede ver en las imágenes, tiene un compartimento para guardar las galletas que vayamos a consumir acompañando a la leche, pero, ojo, no se pueden consumir más que las que caben allí. Porque entonces seríamos como él.

Hay que tener mesura. Creedme: sé lo mucho que cabrea abrir un paquete y dejarlo a medias. Acabarlo es un impulso irrefrenable contra el que debemos combatir con todas nuestras fuerzas. Muchas veces me he visto en la obligación de estrellar el paquete de galletas contra la pared para acabar con la maldita discusión interior y ese dolor de estómago tan cercano a la muerte por intoxicación. No funciona. Y es muy triste saber que estás recogiendo migajas del suelo mientras lloras.

Yo lo que recomiendo es comprar el paquete de galletas, colocar las que quepan en el compartimento de la taza y enterrar el resto del paquete en el jardín, justo al lado del cadáver del vecino y el diente que me arranqué cuando creía que la CIA me perseguía y me había implantado un chip en una muela. Ah, qué joven era.

Uy, que se me olvidaba: para los casos obsesivos sin remedio, también tenemos unos posavasos de galletas para contribuir a que la enfermedad sea más difícil de combatir. De nada.

Comprar en QueLoVendan

 1 2 3 4 ...1618 Siguiente

 

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}