Twerking robot: uno de los posibles futuros

He aquí un vídeo clip de Basement Jaxx en el que aparece bastante gente practicando algo llamado twerking, que parece ser es un baile basado en agitar el culo hasta que se descorche solo. Dicho vídeo clip tiene música muy a mi pesar. Lo importante, como siempre, es el mensaje:

En un futuro más o menos próximo la raza humana se ve enfrentada a su extinción porque ha dejado de bailar. Según una lógica algo cuestionable, el baile hacía que la gente se amara, sin amor no hay pasión, sin pasión no hay sexo y sin sexo la reproducción se complica bastante. Para solucionar eso, dos científicos crean el Tw3rking robot, que consiste en un par de piernas bailongas con un culo generoso y un único objetivo: calentar el ambiente.

Por supuesto, el Tw3rking robot se vende a nivel mundial, la gente baila, se enamora, se reproduce y el mundo se salva. ¿Dónde colocan al Tw3rking robot? Donde antes estaba el acuario, supongo. Porque me parece que es el único elemento del hogar sustituible por un culo. Y, claro, por poco que te guste lo artificial, si tienes en tu casa un culo moviéndose a velocidad de vértigo durante las veinticuatro horas del día, el palotismo es inevitable.

Visto en Incredible Things

Esto es algo más que una pinza para el pelo

Destornillador, llave inglesa, regla, serrucho y, además, pinza para el pelo. ¿Se le puede pedir algo más a la vida? En mi caso sí: una hermosa melena donde colocarla. Pero para aquellas criaturas poseedoras de unos cuantos centímetros de pelo estamos ante la herramienta multiusos definitiva.

Que sí, que no le vendría mal tener una memoria USB de 8 GB, un juego de ganzúas y una voz pregrabada que dijera "no me quedan cigarrillos, amigo; este me lo han dado."

No es perfecta, claro, pero se acerca bastante al concepto de perfección que uno puede esperar de una pinza para el pelo (que, ciertamente, no es un grado de perfección muy exigente).

Hay que reconocer, sin embargo, que la imagen final muestra una funcionalidad un poco cogida por los pelos (sí... es el juego de palabras de los lunes, ya sabéis). No me parece que hacer una cena romántica alrededor de dos pinzas haciendo de velas vaya a surtir efecto. Si esa cena tiene como objetivo invocar a una criatura de las Dimensiones Mazmorra la cosa cambia: no vendrá un ente muy poderoso porque el sacrificio es mínimo. No sé, igual conseguimos materializar un Sugus diabólico que se pega en el paladar y arruina la existencia de nuestro enemigo. Es una sugerencia, vamos.

Visto en Gizmodo

Oh, sí: lubricante de marihuana

El sexo y el humor deben ir siempre de la mano y la mano tiene que ir siempre a pillar cacho: eso es ley. En casos como el mío, el humor se basa en las risas de ella y mi vergüenza, pero tranquilos, no tiene por qué ser así; también se puede tratar de un humor saludable, sin humillación de por medio.

Foria es un lubricante con extracto de cannabis. Al parecer tiene efectos afrodisíacos, pero a mí lo que realmente me interesa es que consiga que una vagina se ría. Aunque sea de mí. Estoy dispuesto a pagar el precio con tal de mantener esa imagen en la retina. También se puede aplicar sobre la puerta trasera, claro, y las risas serán igualmente hilarantes. Lo malo es que pueden llevar acompañantes indeseados.

En fin, algo completamente imprescindible para toda pareja cuya existencia sea un valle de lágrimas (o sea, los casados). Intentaremos traerlo a QuelovendanX. Mientras tanto, tenemos otros lubricantes para que la espera sea menos dolorosa. O menos seca, que viene a ser lo mismo.

Visto en Incredible Things

Atentos, padres: esto es una casa del árbol y no ese tablón que cuelga de las ramas del olivo

Quedaos con el nombre: Jim Martin. Es el sujeto al que más vais a odiar durante el resto de vuestros días por una sencilla razón: es el creador de la impresionante casa del árbol basada en BattleTech que podéis ver en la fotografía. ¿Por qué lo vais a odiar? Porque vuestros hijos también verán esta foto y a partir de entonces no se conformarán con nada ligeramente inferior.

Sirva como ejemplo la cara de los vástagos de Martin. Sobre todo la del niño, que teniendo la impresionante casa que tiene ya está mirando a su padre exigiéndole algo más ("papa, esto no dispara nada, es un asco"). No puedo menos que felicitar a Jim por su creación, pero sobre todo por crear una herramienta que va a proporcionar tantos dolores de cabezas a todos los padres del mundo.

Visto en Nerd Approved

El Reloj-Bailarina se esfuerza en decirnos la hora para que aprovechemos el tiempo (vano intento)

El paso del tiempo duele. Unas veces más, otras menos, pero en general siempre hay una sensación de seguro que podría haber hecho algo más productivo al final del día. Es la terrible consecuencia de vivir en una constante cuenta atrás.

Para que seamos conscientes de ese esfuerzo, un diseñador alemán llamado Meike Harde ha decidido optar por mostrarnos a una muchacha haciendo posturas imposibles para indicarnos la hora. Es una terapia psicológica que viene a decirnos "hey, me estoy rompiendo la espalda para recordarte que son las 17:32 y todavía estás leyendo cómics enfundado en tu pijama chino. Ya te vale."

El Reloj-Bailarina es un generador de estrés y de culpabilidad. Y, vale, de responsabilidad también, pero menos. A efectos prácticos es como tener una pantalla con tu yo maduro reclamándote una posición de relevancia en tu dominio mental. Normalmente se calma con un par de cervezas, sí, aunque no aconsejo verter líquidos sobre el reloj, no sea que la bailarina se enfade y yo, desde que vi Cisne Negro, temo más a una bailarina enfadada que a Godzilla ciego de anfetaminas.

Visto en Design TAXI

 1 2 3 4 ...1559 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}