Oh, sí: un tatuaje de God of War digno de los dioses

Pues sí, ese es el bueno de Kratos, el tipo de God of War. O una versión de él cuando estaba en la WWF. Yo, de hecho, le habría puesto una silla en lugar de las armas, pero no me quiero entrometer en las labores creativas ni en la visión del artífice de esto.

Lo bueno es que el el Kratos verbenero es precisamente eso: verbenero. Uno de esos tipos que te encuentras en las fiestas de un pueblo a las que has llegado no sabes cómo pero la gente baila y los bomberos sueltan manguerazos y la banda toca versiones salseras del Bohemian Rhapsody. Ese es su hábitat.

Visto en Geekologie

Una canción infantil de genitales bailongos provoca la ira de unos padres, la reflexión de otros y la indiferencia de los niños

Barnkanalen es un programa de televisión sueco centrado en educar a niños de tres a seis años. Hace poco estrenaron un vídeo en el que aparecen genitales femeninos y masculinos bailando. Los dibujos son simpáticos y alegres, lo que no ha impedido que se desatara la polémica cuando algunos padres, acostumbrados a las diatribas filosóficas e incendiarias de Dora la Exploradora, vieron a su vástago frente a una pantalla repleta de penes bailongos.

Los creadores del programa consideran el vídeo inofensivo y las masas de padres se dividen entre los que lo consideran inmoral y aquellos que asumen los genitales como una parte del cuerpo y la sexualidad como una parte de la vida. De hecho, buena parte de la población asegura que es la parte de la vida más interesante.

Yo no sé el efecto que ha podido tener sobre los niños (poco, me temo), pero en mi caso ha sido terrible: todo lo que he visto ha sido un manojo de pollas con sombrero y unos granos de maíz con gafas y micrófonos.

Luego he descubierto que eran vaginas de múltiples edades; he hecho memoria (mucha memoria) y sí, creo recordar que guardaban un vago parecido. Me he terminado el café, he mirado a mi alrededor por si alguien me estaba mirando (ni que decir tiene que vivo solo y nunca recibo visitas) y me he bajado la bragueta para echar un ojo a cualquier cosa que anduviera por allí. Y lo que yacía en las profundidades se ha encogido de hombros. Y no tenía sombrero. La realidad me ha vuelto a decepcionar. Así que, en fin, me he hecho un cigarrillo y otro café.

Visto en The Guardian gracias a Aurora

Un casco Animal

El casco con el que disfrutarás de la carretera imitando al teleñeco "Animal" interpretando a voz en grito "Bohemian Rhapsody".

MAMAAAAAAAA!!!!!

Visto en Bitsandpieces

El sugerente barco de sushi

Últimamente no hago más que hablar de sushi. Todo lo que veo a mi alrededor es sushi, veo a la gente envuelta en algas y una cantidad ingente de personas reunidas ya no es una multitud sino arroz. El universo me está mandando señales y yo estoy utilizando mi agilidad felina para regatearlos, y cuando digo "agilidad felina" referida a mi persona hablo de la parte de la agilidad que usan los gatos para tirarse en su camastro, evidentemente; de la otra no recibí nada.

A lo que vamos: ¿qué es esa masa de colores que se distingue en la fotografía? Un barco de sushi. Uno lo monta en casa cuando toque sushi y los niños se emocionarán al ver llegar una especie de vagones con salmón, tortilla y cosas que normalmente les harían gritar y abandonar su asiento, colarse en un tren hacia la frontera, superar la aduana metidos en una maleta, salir de ella en un barrio mal avenido de París, enfrentarse al frío, pelear contra galgos escuálidos por la comida encontrada en la basura, empezar a fumar con la sola intención de meter algo caliente en el cuerpo, contagiarse de tuberculosis por confundir el París actual con el de las películas, amenazar al cielo por intentar acabar con ellos y prometer que sobrevivirán sea como sea, colarse en otra maleta, cruzar la frontera de nuevo, volver a casa, señalar al plato y decir "¡¿pero esto qué puta mierda es?!"

Sé lo que estáis pensando: ¿sería lícito modificar el barco y sus agregados para poder usarlo en un Scalextric? Por supuesto.

Visto en Like Cool

El trono de guitarras de Gibson

Supongo que todos conoceréis la mítica Gibson Les Paul, conocida como LA GUITARRA. Vale: hay unos cuantos advenedizos que le otorgarían ese título a la Fender Stratocaster, pero en realidad son minoría y no hay que hacerles mucho caso (espero vuestras cartas bomba, muchachos).

En fin, que Gibson ha querido hacerle una especie de homenaje a Juego de Tronos creando el trono de guitarras con buena parte de su gama, aunque al final creo que se han rendido homenaje a ellos mismos. ¿Es un buen sustituto del trono de espadas? Bueno, en principio parece que es más cómodo. Pero saber que tienes todas esas guitarras al lado y que no serías capaz de afinar ni una maldita nota porque tus dedos no son capaces ni de abrir un sobre de cromos de los Gormiti sin sufrir una tendinitis seguida de un colapso total del sistema nervioso es una tortura mental que puede hacer preferible lo de las espadas. Cuestión de gustos, como siempre.

Visto en The Verge gracias a @jordiobdotcom

 1 2 3 4 ...1609 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}